Arcfox llega a España: una nueva marca de coches eléctricos de China

Arcfox Alpha S y Arcfox Alpha S5

Arcfox pertenece al Grupo BAIC, un gran conglomerado chino de fabricación de vehículos que desembarca en Europa y colocará su base de operaciones en España.

¿Otra marca más de coches eléctricos? Pues sí, y además esta es también de China. Su nombre es Arcfox y pertenece al Grupo BAIC. Un conglomerado que se encuentra en el TOP 5 de las ventas de vehículos en el país asiático. Este año llega a Europa y lo hará a través de España, su primer mercado y el lugar donde colocarán su base de operaciones.

BYD invade Europa con otros seis nuevos modelos que llegarán en un año

Concretamente, será en el Puerto de Ferrol y traerán cuatro modelos diferentes. Un monovolumen estilo crossover llamado Arcfox Kaola, dos berlinas (el Arcfox Alpha S y el deportivo, Arcfox Alpha S5) y finalmente un SUV, el Arcfox Alpha T. Hemos probado dos de ellos y hemos preguntado largo y tendido a los directivos por sus planes y tecnologías.

Arcfox llega a Europa, aunque con planes que no están claros

Directiva de Arcfox, BAIC y las autoridades portuarias de Ferrol. De izquierda a derecha, Zheng Fang, Francisco Barea, Yu Tao y Shawn Feng.
Directiva de Arcfox, BAIC y las autoridades portuarias de Ferrol. De izquierda a derecha, Zheng Fang, Francisco Barea, Yu Tao y Shawn Feng.

Banzai Motorsport

La honestidad caracteriza a un servidor, pese a que algunos piensen lo contrario de los periodistas de motor. Empecemos hablando de lo bueno que trae Arcfox y especialmente, de sus dos berlinas. Son los vehículos que pude conducir y poner a prueba.

Mayor competencia en el mercado siempre es bien recibida. En su país, BAIC colabora estrechamente con Mercedes-Benz para la construcción de muchos modelos en suelo asiático. Estos coches chinos, por cierto, equipan elementos de la marca alemana como suspensiones o incluso controles físicos del interior. Parte de la mecánica, por tanto, es europea.

Así es el MG7: la berlina deportiva que queremos en Europa. Si llega, podría ser un PHEV

El diseño corre a cargo de Walter de Silva, una conocida personalidad que está detrás de la estética de grandes coches como el Audi R8, el Alfa Romeo 156 o el Seat Ibiza de tercera generación. Especialmente, el Arcfox Alpha S5 cuenta con un diseño espectacular. Agresivo y deportivo a partes iguales, con una firma lumínica característica e incluso alerón trasero activo.

El interior de este vehículo cuenta con acabados de gran calidad y una enorme pantalla multimedia central que incluye cuadro de instrumentos, como sucede con Tesla. Un amplio techo panorámico y poquísima botonería física, prácticamente reservada para controles multimedia en el volante y las ventanillas en la puerta.

De primeras, los vehículos parecen interesantes. El Kaola, por ejemplo, es un coche familiar curioso. Cuenta con silla para niños que puede girarse, una consola central deslizable que se convierte en una mesa para las plazas traseras y un portón lateral como el de las furgonetas. Incluso puedes abrir la puerta con el pie. Todo pensado para facilitar la vida a padres con hijos.

Deficiencias importantes en la estrategia y vehículos de Arcfox

Arcfox Kaola

Pese a estas curiosidades y calidades encontradas, no puedo dejar de mencionar las importantes deficiencias en estrategia de este fabricante. En la rueda de prensa de presentación, pudimos charlar con Zheng Fang (directora ejecutiva de Arcfox Automotive España y China) y Yu Tao (director de mercados exteriores de BAIC).

Algunas de las preguntas fueron claras. La garantía del coche es de 5 años o 120.000 kilómetros y de la batería (CATL), de 10 años o 200.000 kilómetros. Sin embargo, no conocen el porcentaje de capacidad neta restante al llegar a ese momento.

Solo el SUV está ya homologado en Europa y aventuré a preguntar sobre las pruebas de seguridad Euro NCAP. Un término que parecían no conocer y a lo que Yu Tao respondió: "Hacemos tests de choques para el mercado europeo, pero no nos comparamos con competidores o con lo que otras marcas están haciendo".

"Para Arcfox, la seguridad no es un eslogan, la seguridad es parte intrínseca de todo nuestro proceso. Desde la fabricación hasta el diseño, etc. Estamos comprometidos con la seguridad y nos aseguraremos de que los conductores se sientan seguros", comentó. Una respuesta esquiva que no aclara si, finalmente, la marca se presentará ante el organismo Euro NCAP para sus pruebas.

La seguridad sí debe ser un eslogan. Más si cabe cuando hablamos de marcas desconocidas para nuestro mercado. Por supuesto que Volvo no tiene mucho más que demostrar. Todos sabemos que son el buque insignia en esta materia. Y aun así, cada año llevan sus modelos a las comparativas con el resto de fabricantes mundiales.

BYD, la principal competencia de Arcfox tanto en China como en Europa.
BYD, la principal competencia de Arcfox tanto en China como en Europa.

Finalmente y sin entrar mucho más en materia, la autonomía estimada de los vehículos es increíblemente alta. Hablamos de más de 700 kilómetros dependiendo del modelo... En ciclo NEDC. Exactamente, el ciclo de conducción que se usó entre 1997 y 2018 y que fue sustituido por el WLTP debido a importantes deficiencias en la medición.

¿Saben esto en Arcfox? Es un error que ni siquiera han cometido otros fabricantes chinos muy bien posicionados como MG o BYD. Como también puedo confirmar que los niveles de potencia declarados, al menos de las dos berlinas, no se corresponden con lo que vimos en los modelos pre-serie o prototipos.

El lanzamiento de la marca en España es, a mi modo de ver, precipitado. Tendrán un precio de entre 30.000 y 60.000 euros. Falta mucho por pulir y podría hablaros largo y tendido sobre los modelos. Coches que equipan pantallas multimedia con una adaptación de Android que ni siquiera es el sistema operativo de Google para vehículos y que está mal diseñado. Menos el S5, por cierto.

Falta mucho trabajo en la marca china. Europa no estará por encima en la guerra de precios con el país asiático (que no podemos ganar), pero sí a nivel de mecánica y exigencias. Tanto de los periodistas como los clientes. El barco necesita un cambio de dirección urgente.