Pasar al contenido principal

Prepárate Europa: Karma abre instalaciones en Francia y Holanda

El Karma Revero tendrá el privilegio de ser el coche debutante.
Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Logo Karma

Karma tiene instalaciones en Francia y Holanda, lo cual quiere decir que la compañía norteamericana de coches eléctricos de lujo está expandiendo su mercado en Europa como parte de su plan de crecimiento. De hecho, para 2020 quieren estar presentes en los cinco continentes, así que que hubiera instalaciones de Karma en Europa era solo cuestión de tiempo. Pero, ¿dónde podemos encontrarlas exactamente?

No te pierdas: Así diseñó Pininfarina el Karma GT

Bien, en Francia, Karma formará parte de ‘Passion Automobiles’ en París, donde compartirá protagonismo con otros coches deportivos, y en Holanda será ‘Kroymans Ecodrive Benelux’, en Hilversum, el departamento encargado; de hecho, allí han matriculado ya su primer Karma Revero. Este se fabrica en las instalaciones de 'Karma’s Innovation and Customization Center' (KICC) en Moreno Valley, California (EEUU).

Esta factoría ha costado 100 millones de dólares y los propietarios de los coches de Karma pueden visitarla a través de una experiencia VIP -y a todo lujo- de tres días. Allí se alojarán en un 'resort' frente al mar, donde podrán admirar los paisajes en los que se inspiran a la hora de diseñar sus automóviles y vincularse de una manera más personal a la marca. 

Respecto al Revero, debes saber que está propulsado por dos motores eléctricos en el eje trasero, un motor térmico de cuatro cilindros turboalimentado que funciona como generador y una batería de ion-litio, aunque aún no sabemos su autonomía. 

 

Karma Revero 2020

 

Sí que conocemos que habrá uno número estrictamente limitado de unidades para los mercados francés y holandés, pero que en el futuro habrá productos de Karma que aterrizarán en Europa. “Hay un interés creciente en Europa por Karma”, explica Rogier Kroymans, vicepresidente de Ventas Europeas y Desarrollo de la Red.

“Nuestras nuevas delegaciones nos darán una gran presencia tanto en Holanda como en Francia; dos mercados al frente de la adopción de vehículos eléctricos en Europa”, sentencia. Este hecho es fundamental para ellos a la hora de lograr sus objetivos, ofreciendo a su vez productos adaptados a la última tecnología, con muchas opciones de personalización y una experiencia de usuario diferente. 

Y además