Pasar al contenido principal

GM Electrovan: el primer vehículo de pila de combustible de hidrógeno se hizo en 1966

GM Electrovan

Los vehículos de pila de combustible de hidrógeno parecen algo reciente, pero esta tecnología se ha investigado durante años. El primer prototipo lo creó General Motors en 1966, con la GM Electrovan.

Los coches de pila de combustible alimentada por hidrógeno parecen algo reciente, pero lo cierto es que esta posibilidad ya se ha explorado hace décadas. Concretamente, se remonta a los años 60 con la GM Electrovan, el primer vehículo de pila de combustible de hidrógeno.

A mediados de la década de 1960, General Motors se propuso desarrollar soluciones alternativas para la movilidad, entre las que se encontraban coches eléctricos basados en el Chevrolet Corvair y llamados Electrovair I y II. Sin embargo, un problema que se detectó en estos coches era el espacio, de manera que fue necesario optar por otro modelo para aumentar las posibilidades.

Fue así como optaron por utilizar una GMC HandiVan, la cual fue modificada para poder albergar un sistema de pila de combustible alimentado por hidrógeno. Eso sí, se trataba de un sistema menos avanzado que los que montan coches de hidrógeno actuales como el Toyota Mirai, razón por la cual el espacio en el interior se vio reducido a tres plazas y el peso total superaba las tres toneladas.

VIDEO

Electrovan

Aun así, esto solo era un ejercicio de investigación, el cual fue fruto de 10 meses de trabajo. Eso sí, aunque no fuese un periodo extenso, fue duro, ya que hubo que trabajar durante 24 horas repartidas en tres turnos ocasionalmente para lograr terminar en ese tiempo. Solo así se pudo desvelar la furgoneta en la conferencia “Progreso de la energía” de 1966.

Fue entonces cuando la pila de combustible de la GM Electrovan se convirtió en el objetivo de fotógrafos y periodistas curiosos. Estaba compuesta por 32 módulos y se acompañaba de depósitos de hidrógeno, oxígeno e hidróxido de potasio. Así, la potencia continua era de 32 kW, siendo el máximo de 160 kW.

Con esto, la furgoneta de hidrógeno de General Motors logró alcanzar los 113 km/h, aunque llegar a esa cifra no era fácil, ya que tardaba hasta 30 segundos en pasar de 0 a 97 km/h. Esto era de esperar, dado su elevado peso, pero donde sí ofrecía mejores resultados era en la autonomía: contaba con más de 240 kilómetros.

Olvidada durante décadas

De esta manera, este fue uno de los prototipos más peculiares de la compañía estadounidense durante los 60, pero no fue más allá. Cuestiones como el elevado coste que supondría su fabricación esfumaron cualquier posibilidad de que la Electrovan llegase al mercado. Por ello, la única unidad fabricada fue olvidada y no se volvió a saber nada de ella hasta décadas después.

Concretamente, ese prototipo no reapareció hasta el año 2001, cuando fue descubierto en una nave de la ciudad de Pontiac (Michigan). Por suerte, no fue destruido, de manera que terminó siendo rescatado y se trasladó al GM Heritage Centre. Allí permanece a fecha de hoy, como prueba de que la tecnología de la pila de combustible lleva con nosotros más tiempo del que creemos.

Y además

Buscador de coches