Esta es la huella de carbono del Polestar 4 cuando sale de fábrica

Polestar 4

Polestar ha decidido compartir los datos de la huella de carbono de su nuevo Polestar 4 cuando sale de la línea de producción de China. Se trata del coche con menor huella de la firma hasta la fecha.

La sostenibilidad en el automovilismo tiene que ver con el impacto de cada coche durante su circulación, pero también con el que se produce desde su fabricación. En este sentido, Polestar ha tratado este asunto al medir y compartir la huella de carbono del Polestar 4, que se ha convertido en la más baja del fabricante.

La firma enfocada en coches eléctricos ya está fabricando el nuevo Polestar 4 en China. En concreto, en la Bahía de Hangzhou, en las instalaciones de Geely. Es este lugar el que ha permitido que la huella de carbono de la producción de este modelo se haya fijado en 19,4 toneladas.

Tal y como ha apuntado la compañía, la configuración de la fábrica ha ayudado a reducir las emisiones. Por ejemplo, se trata de unas instalaciones que utilizan parte de electricidad fotovoltaica, así como energía hidroeléctrica. Esto se ha sumado también al uso de materiales reciclados como el aluminio, lo que también ha ayudado a lograr una producción más sostenible.

De esta forma, el Polestar 4 de un motor que se ofrece en China tiene una huella de carbono de 19,4 toneladas, mientras que la variante Long Range Single Motor aumenta a 19,9 toneladas. Finalmente, el Long Range Dual Motor firma 21,4 toneladas. Ahora bien, ¿qué forma parte de estas cifras? Varios elementos, por supuesto.

Polestar 4

En lo que se refiere al aluminio, representa entre el 23% y el 24% de la huella de carbono y materiales como el acero y el metal suponen un 20%. Eso sí, son las baterías las que representan la mayor parte en su conjunto, suponiendo entre un 36% y un 40% de la huella de carbono en estos momentos.

De esta forma, es evidente que todavía queda trabajo por hacer para lograr la neutralidad de carbono en la fabricación de coches nuevos. Para ello, Polestar ha decidido marcar ‘presupuestos de carbono’ para cada coche que no se pueden superar, así como compartir estos datos para ofrecer una mayor transparencia de cara al comprador.

Así, ahora se conocen otros detalles del Polestar 4, que se ha convertido en el que menor huella produce hasta la fecha de esta compañía. Eso sí, todavía habrá que seguir intentando reducir estos valores para disminuir el impacto de la industria automovilística en el medio ambiente.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: ContaminaciónMotor