Pasar al contenido principal

Rolls-Royce se lleva a la Riviera francesa su primer coche eléctrico, el Spectre

Se espera que se ponga a la venta a finales de 2023

Si andas perdido entre tus vacaciones, muy liado en el trabajo o, simplemente no lo sabías, aquí te presentamos al Spectre, el primer automóvil completamente eléctrico de Rolls-Royce. Y probablemente sea seguro decir que quieres uno. 

La marca británica, lejos de amilanarse, afirma que es el coche más aerodinámico hasta el momento con 0.25Cd (práctico para el rango, por supuesto, pero también para el ruido del viento) y que al integrar el paquete de baterías en la estructura de aluminio del vehículo, también es el más rígido por un margen de aproximadamente 30 por ciento. 

Y cuanto más rígido es el automóvil, más suave puede ser la suspensión sin dejar de controlar su masa. Lo cual debería ser abundante, dado que es un Rolls-Royce con una batería de tamaño completo.

En cuanto a la suspensión, no te sorprenderá saber que Rolls apuesta por una nueva configuración activa controlada por computadora, que puede desencajar las barras estabilizadoras delanteras y traseras sobre la marcha y luego volver a conectarlas de inmediato, endurezca todo y active la dirección en las cuatro ruedas en las esquinas. 

Y esa es sólo una de una lista de grandes características que deberán perfeccionarse antes de que el Spectre haga su debut el próximo año.

 

De ahí el programa de pruebas. Según Rolls, aproximadamente el 40 por ciento ha pasado por una prueba de 2.500.000 kilómetros antes del lanzamiento del Spectre a finales de 2023, lo que significa que los conductores han estado al volante durante el mismo tiempo que se sintió Spectre en el cine. Y ese es un tiempo importante.

La estadía de 2.500.000 kilómetros comenzó en marzo de este año en el patio de recreo de Arjeplog, justo en las afueras de la porción sueca del Círculo Polar Ártico. Ahora es el momento de la Riviera francesa, parada número dos. 

En total, el prototipo Specters recorrerá unos 625.000 km a lo largo de las carreteras de la Costa Azul y el Autódromo de Miramas, que es más o menos lo que sería el campo de pruebas de Millbrook si lo pusieras en el sur de Francia. Paraíso, básicamente.

Y en caso de que no haya estado al tanto, es posible que nos estemos lamentando un poco por las elecciones de vida que no nos llevaron al asiento del conductor de lo que podría ser el GT eléctrico definitivo, en el sur de Francia, en verano. Y sí, es seguro decir que queremos uno. 

Lo que no ha trascendido es su aspecto mecánico, pero los rumores apuntan a que podría equipar los motores del BMW iX M60.

Etiquetas:

Coches deportivos lujo

Y además

Buscador de coches