Stellantis le dará seis 'hermanitos' más al Citroën ë-C3

Citroën e-C3 2024 eléctrico

Gustavo López Sirvent

El conglomerado de empresas automotrices va a aplicar la plataforma Smart Car que ha instalado en el Citroën ë-C3 en otros coches eléctricos baratos. Se rumorea que el próximo en equipar esa estructura será el Fiat Panda eléctrico, si bien Opel también ha pedido su parte del pastel para emplear la citada propuesta. 

Stellantis quiere sacar provecho a su flamante plataforma Smart Car, que estrenó hace escasos días el Citroën ë-C3. El conglomerado de empresas automotrices con sede en los Países Bajos va a darle seis 'hermanitos' más al modelo del doble chevrón, que es un coche eléctrico barato que aspira a competir, sobre todo, con el Dacia Spring.

La idea de esta sociedad mercantil es fabricar vehículos asequibles para todo tipo de públicos, que sean ligeros y que dispongan de suficiente autonomía para cumplir la mayoría de las necesidades diarias de sus usuarios. La estrategia de usar la misma plataforma en diferentes marcas permite reducir los costes para ofrecer productos con tarifas competitivas.

Como decíamos estos modelos en los que Stellantis quiere 'parir' seis nuevos automóviles es la plataforma denominada Smart Car, que deriva directamente de la arquitectura CMP del grupo, desarrollada para mercados emergentes. Y la confirmación de que habrá otra media docena de vehículos con ese corte la dio el director de desarrollo, Renaud Tourte.

"Alrededor de siete coches diferentes deberían basarse en ella”. Algunas firmas de la alianza como Fiat u Opel ya han dejado bien claro que quieren aprovecharse de ella y se prevé que lleguen al mercado a lo largo del 2024.

Muy poco se sabe de los modelos en concreto que equiparán la nueva plataforma de Stellantis. Se rumorea, y parece que un rumor bien fundado, que el Fiat Panda eléctrico puede ser el próximo que monte la citada Smart Car y que, como todos los vehículos eléctricos de esta plataforma, se fabricará en Trnava (Eslovaquia).

Recordemos que el nuevo Citroën ë-C3 va a tener un precio que tiene un precio de salida de 23.800 euros, con lo que el resto de 'hermanitos' que vengan también rondarán esa tarifa, ya que ése es el objetivo de compartir la misma estructura de fabicación.

Habrá que hacer una quiniela sobre qué marca será la próxima en apostar por este tipo de carrocerías y motores, ya que Stellantis está compuesta por 14 enseñas, de las que cuatro no suelen pisar Europa o si lo hacen es de manera residual (Chrysler, Dodge, RAM y Vauxhall). Si obviamos a Fiat y a Opel que ya han dicho que quieren uno, ¿serán Abarth, Alfa Romeo, DS, Jeep, Lancia, Maserati o Peugeot?