Pasar al contenido principal

Los 3 mejores motores de Subaru

Subaru Impreza STI 22B
Motor del Subaru Impreza STi 22B.

Subaru marcó época a base de un nombre: el del Impreza. Sin embargo, la innovación de la marca va más allá.

Subaru es una marca ampliamente reconocida en todo el mundo. Pioneros en el uso de la tracción integral y uno de los pocos fabricante que usa motores bóxer, como Porsche.

Pero su mayor éxito viene dado por el Impreza WRX y los triunfos de este legendario coche en el mundo del rally. Es un nombre grabado a fuego en la historia de la automoción, como las siglas STi de su versión más extrema.

Hoy repasamos 3 motores que marcaron la historia de Subaru, empezando por el de este legendario bólido.

Motor Bóxer EJ20 del Impreza WRX STi

Subaru Impreza WRX STi de Richard Burns, 2001

El motor de la versión STi del Subaru Impreza WRX de 2004 era un 4 cilindros bóxer de 2,0 litros turboalimentado que alcanzó en el mercado japonés los 280 CV. Pero claro, estamos hablando de 2004... Y los entendidos de los coches japoneses saben que esa cifra de caballos no es casual.

De hecho, ese mismo año, Itaru Koeda, jefe de JAMA (Asociación japonesa de productores de automóviles) anunció el fin del famoso 'Pacto de caballeros' de limitación de potencia. De hecho, la versión estadounidense del WRX STi de 2004 contó con más potencia.

A partir de 2006, el país norteamericano recibió una actualización que llevó al bóxer hasta los 2,5 litros, aunque conservando los 280 CV de la versión JDM. Y, claro, siempre unido a un sistema de tracción integral y una caja de cambios de seis velocidades.

El motor EJ20, conocido entre los aficionados la versión turbo como EJ20T (que no es una designación oficial) y todas sus variantes, terminaron su producción en 2019 tras un anuncio de Subaru, que despedía a este icono de las calles y la competición.

Motor bóxer FA20 del Subaru BRZ

Subaru BRZ 2021
Motor FA20 Series del Subaru BRZ 2021.

Catalogado como uno de los mejores motores de su tiempo y en un coche espectacular: el Subaru BRZ, hermano del Toyota GT86. Esta unidad de potencia de 4 cilindros y 2,0 litros atmosférico fue desarrollado bajo la colaboración de ambas marcas.

El bloque es de aluminio, con el sistema DOHC de doble árbol de levas y con una culata firmada por tecnología de Toyota, como el sistema de inyección directa D4S.

Más tarde, llegaron diversas evoluciones turboalimentadas, como los FA20DIT, FA20F y FA20E, con sistema de inyección propios de Subaru. El FA20DIT, concretamente, incorpora un turbo Garret MGT2259S con una presión de soplado de hasta 1 bar. 

Son bloques fácilmente potenciables, y no es raro ver a muchos Subaru BRZ o Toyota GT86 con cerca de 300 CV, incluso en versiones atmosféricas reconvertidas en turboalimentadas con kits de alto rendimiento. Una pena que no veamos los BRZ en Europa.

Motor bóxer EJ257, la última apuesta de los EJ

Prueba Subaru Outback 2021 motor

Este es el último motor que incorporan los Impreza WRX STi en Estados Unidos y Europa, amén de otros modelos como el Subaru Outback o el Forester. Hablamos de un bloque de 2,5 litros turbo de 4 cilindros que roza las 7.000 rpm.

Su tope de rendimiento se encuentra en la versión del WRX STi estadounidense de 2019, con 346 CV y 450 Nm de par máximo. En la versión europea del coche, está limitado a 280 CV y 392 Nm de par debido a las restricciones medioambientales para cumplir con la normativa de la unión.

Actualmente es el motor más avanzado de la marca y el futuro de la misma en multitud de modelos, con permiso del citado FA20.

Subaru

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches