Pasar al contenido principal

Alpine A110 Tour de Corse 75: un tributo a los rallys

Un diseño muy especial traído a la vida de nuevo desde 1975

Alpine ha desvelado una nueva edición limitada de su actual coche deportivo, el Alpine A110, con un diseño inspirado en la Berlinette #7 que compitió en el Rally Tour de Corse de 1975. Si bien, ahora el bólido francés del mismo nombre cuenta con 300 CV y una moderna estética que no deja indiferente a los aficionados de los coches clásicos.

La carrocería se ha pintado en un color amarillo con el capó y el techo en negro intenso. Además, se han colocado unas líneas de competición en blanco y negro en las puertas, que recuerda incluso a los diseños que tuvo el Renault 5 Turbo que compitió en el Grupo B del Campeonato Mundial de Rallys.

Estos son los 3 mejores motores Renault de la historia

Respecto a las llantas, encontramos unas Grand Prix de 18 pulgadas en blanco brillante y pinzas de freno Brembo en color naranja, que hacen destacar al conjunto de las ruedas frente a la combinación de colores del resto del coche.

Por supuesto, también cuenta con diversas serigrafías con el 'Tour de Corse 75' junto a los emblemas de Alpine, que remarcan su carácter único como pieza exclusiva, ya que la producción de este bólido de la marca de lujo de Renault estará limitada a solo 150 unidades.

En su interior encontramos asientos baquet Sabelt y se ofrece la posibilidad de equiparlos con arneses de competición también de la misma marca. Además, esta unidad cuenta con el nuevo sistema de entretenimiento Alpine con conectividad a AndroidAuto y Apple CarPlay.

Rememorando el Rally de Córcega de 1975

Alpine A110 Tour de Corse 75

El Tour de Corse de 1975 se celebró el 8 y 9 de noviembre de aquel año, con un total de 10 tramos sobre asfalto a lo largo de 479,40 kilómetros para lo que hoy sería el WRC.

El Alpine A110 1800 contó con un motor Renault Gordini 807-GA atmosférico de 1,8 litros que produjo unos 188 CV y casi 200 Nm de par máximo, aunque sin duda, el punto fuerte de ese coche fue su bella carrocería y el desempeño del chasis.

Fueron 77 equipos los que empezaron el rally y solo acabaron 22, debido a la dureza de la prueba. La lucha por la victoria enfrentó al Lancia Stratos HF de Bernard Darniche y Alain Mahé con el Alpine A110 1800 de Jean-Pierre Nicolar y Vincent Laverne.

Tras una sensacional lucha a lo largo de los diferentes segmentos, el triunfo se decidió al final, cuando el Alpine se dejó 32 segundos en la última etapa. Sin embargo, del TOP 10 de aquella edición, siete coches fueron de Alpine, a parte del citado Lancia, un Alfa Romeo Alfetta GT y un Opel Kadett GT/E.

Y además

Buscador de coches