Así es el Chevrolet Corvette de Hennessey: 717 CV para los inconformistas

Chevrolet Corvette de Hennessey
Foto del redactor Sergio Ríos

Hennessey ha anunciado su última modificación para el Chevrolet Corvette Stingray, la cual lleva a este modelo por encima de los 700 CV.

En muchas ocasiones hemos dicho que coches realmente veloces pueden ir más allá, especialmente si trabajan en ellos ciertos preparadores. Ahora, hemos conocido la última prueba de esto, con el nuevo Chevrolet Corvette de Hennessey. Si la versión Z06 del Chevrolet Corvette te parece poco, esto es para ti.

La versión más reciente del icónico deportivo de Chevrolet es muy respetable. Se trata de un modelo con motor central capaz de entregar 495 CV de potencia y 637 Nm de par máximo en su variante convencional. Por encima están modelos como el Corvette Z06, de 679 CV de potencia. Sin embargo, ¿y si quieres más?

Para John Hennessey, jefe de Hennessey Performance, está claro: “El Corvette Stingray C8 original es un deportivo extraordinario, sin embargo, Chevrolet dejó sobre la mesa algo del rendimiento del V8”, señala. Por ello, había que hacer algo al respecto.

El resultado es el que veis en las imágenes. A simple vista, parece una unidad más, pero el Corvette de Hennessey es superior al convencional en muchos sentidos. De entrada, su motor V8 de 6,2 litros rinde 717 CV y 865 Nm de par, lo cual es un salto notable respecto del Stingray normal. Eso sí, para llegar aquí, han sido necesarios varios cambios.

El paquete de mejoras se llama H700 y trae consigo multitud de elementos. Por ejemplo, se ha reprogramado el software del coche, pero también se han añadido piezas como un sobrealimentador mayor, un nuevo sistema de inducción con otro intercooler e incluso un escape menos restrictivo y más sonoro.

Con esto, el deportivo americano suena mucho más, pero también rinde mejor, de manera que esta puede ser la elección perfecta para quien quiera sacarle más partido a un coche que ya es sobresaliente de por sí. Eso sí, para ello hay que pagar 49.950 dólares, que al cambio son 50.642 euros.

Sin duda, hablamos de una cantidad considerable, aunque por ella se incluyen llantas ligeras y hasta los vinilos de la carrocería. Por ello, si solo quieres las mejoras mecánicas esenciales, podrás tenerlas por 34.950 dólares o 32.521 euros al cambio. Si no, siempre puedes quedarte con el normal y gastar ese dinero en un coche nuevo, claro…