Pasar al contenido principal

Así es el Dodge Challenger que todos querríamos tener

¡Se lleva lo retro! ¿Estarán de acuerdo en Dodge?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Dodge Challenger by Rain Prisk

No vamos a poner mala cara al Hellcat ni al Demon, pero realmente, este es el Dodge Challenger que todos querríamos tener. Bueno, al menos si quisiéramos algo diferente a lo que estamos acostumbrados.

Y es que el diseñador Rain Prisk ha imaginado cómo sería el Dodge Challenger si estuviera inspirado en el Plymouth Superbird de los años setenta, con el mismo frontal y el mismo alerón trasero de grandes dimensiones que se convirtió en un icono. ¡Inconfundible! 

Agárrate que vienen un curvas: ¿un Dodge Challenger híbrido?

Lo malo es que solo se trata de un ‘render’ del Dodge Challenger inspirado en el Plymouth Superbird, pero no le falta detalle. Además, se ha añadido un nuevo paragolpes delantero, han reposicionado las luces antiniebla, cuenta con escapes laterales y un set especial de ruedas. Completito... ¡y molón!

Sin duda, sería un magnífico homenaje al Plymouth Superbird, un coche que hizo historia hace cuatro décadas gracias a su motor V8 HEMI de 7.0 litros sobrealimentado, capaz de ofrecer 425 CV.

 

¡Con el Dodge Challenger SRT Demon 2018 a circuito!

 

Es cierto que actualmente, la versión más extrema del Dodge Challenger casi dobla esa potencia (ojo a los ocho datos que te dejarán flipado del Dodge Challenger SRT Demon) y es capaz de acelerar -al loro- en 2,3 segundos; es decir, 3,2 segundos más rápido que el Superbird. 

Aun así, la imagen el Plymouth es única e inconfundible. Si quieres uno de estos, sin restaurar, tendrás que tener un bolsillo generoso, pues su precio puede alcanzar los 200.000 dólares (unos 166.000 euros al cambio actual). Por otro lado, si quieres una unidad con un buen mantenimiento, multiplica esa cifra por dos... 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear