Pasar al contenido principal

Escucha el sonido celestial del Bizarrini Corsa Revival de 1,65 millones de libras

Su motor V8 de 5.3 litros rugió en la pista de pruebas de Top Gear

Este es el Bizzarrini 5300 GT Corsa Revival, una continuación moderna del automóvil que ganó su clase en las 24 Horas de Le Mans en 1965.

Bizzarrini (no confundir con la canción inclasificable de un artista con nombre de escritor) fue establecida en la década de 1960 por Giotto Bizzarrini, un ex ingeniero de Ferrari que había trabajado en el 250 GTO y luego ayudó a desarrollar el V12 utilizado en el primer automóvil de producción de Lamborghini, el 350 GT.

Lo que ves aquí es el primer esfuerzo de la marca en su nueva forma. Construido a mano en el Reino Unido, la firma ha hecho todo lo posible para que este renacimiento sea lo más fiel posible al original, aunque con algunas modificaciones para cumplir con los estándares de seguridad actuales.

Justo después de que el primer 5300 GT Corsa Revival fuera entregado a su muy afortunado propietario, uno de los 24 ejemplares llegó a la pista de pruebas de Top Gear para una vuelta rápida de debut con The Stig a los mandos. A pesar de que llegó con una configuración de escape "más silenciosa", el ruido que hizo el V8 de 5.3 litros no fue exactamente sutil.

En un día extremadamente caluroso en Dunsfold este deportivo logró un registro de 1 minuto y 28,3 segundos. Pero si de ti dependiera comprarte uno de ellos estamos seguros que no lo harías por esos tiempos que ha marcad, ¿verdad? Eso sí, el ruido tiene que valer el precio por sí solo. El precio de esta joya es de 1,65 millones de libras (1,90 millones de euros).

Con el adiós a Ferrari empezó todo

Bizarrini 5300 GT Corsa Revival

Bizaarrini, junto con otros ingenieros de renombre, entre ellos Carlo Chiti, abandonaron Ferrari en lo que se llamó 'la revuelta de palacio'. Y ahí empezó todo. Primero fundaron ATS, marca efímera que llegó a alinearse en F1. Más adelante trabajó para el Conde Volpi, fundador de la Scudería Serenissima y realizó para él el Ferrari 250 GTO Breadvan. 

Posiblemente Bizarrini no hubiera fundado su propia marca de no haberse separado de el empresario italiano Renzo Rivolta. Para él realizó los Iso Rivolta, una berlina y un GT. 

Pero Rivolta quería decantar la producción de la marca hacia las berlinas cuatro puertas de lujo y Bizzarrini la quería más deportiva y de competición, habiendo realizado una versión especial del Grifo, el A3/C, destinada a competición y que disputó las 24 Horas de Le Mans de 1964.

Bizarrini 5300 GT Corsa Revival (2)

La ruptura llegó rápido. Rivolta externalizó la producción del Grifo A3/C a la empresa carrocera de Piero Drogo –se realizadon 28 ejemplares– y Bizzarrini tomó este modelo como base del que sería Bizarrini 5300 GT, del que hizo dos versiones, Strada y Corsa. Tanto el A3/C como el 5300 GT salieron del famoso cuaderno de Giorgio Giugiaro.

El Grifo A3/C y el Bizzarrini eran casi gemelos. Giotto, que estaba por cumplir 40 años, simplemente lo afinó y decidió llevarlo a las 24 Horas de Le Mans de 1965. No sólo completó la carrera sino que al finalizarla no dudó en ponerse personalmente al volante para devolver el coche por carretera a Italia. 

Y además

Buscador de coches