Este es el Ferrari 125 S, el primer Ferrari de calle. ¡Feliz 70 aniversario!

70 años desde que naciera el primer Ferrari para disfrutar en la calle.

12 de marzo de 1947. Un día importante en la historia de Ferrari, el día en que Enzo Ferrari sacaba a pasear al primer Ferrari de calle, el simple y simpático Ferrari 125 S. Por primera vez, un Ferrari pensado tanto para correr en distintas pruebas de velocidad como para ser el coche con el que disfrutar todos los días de las prestaciones más auténticas, un coche para emocionar. El 70 aniversario de Ferrari no podría terminar sin homenajear al primer Ferrari de la historia. Luego, con el paso de los años, llegarían los mejores Ferrari.

Te interesa: a la venta uno de los primeros y más raros Ferrari

El 12 de marzo de 1947 Enzo Ferrari sacaba a pasear el Ferrari 125 S por primera vez y lo iba a hacer siendo un amasijo de hierros, sin carrocería y con todos los elementos mecánicos indispensables al descubierto. Se dio un paseo por los alrededores de Maranello para comprobar que todo estaba en su sitio. Casi sin darse cuenta, estaba a los mandos de un deportivo que iba a cambiar su vida, que iba a cambiar la manera de interpretar los coches de carreras.

Hasta entonces, un coche deportivo o de altas prestaciones estaba reservado únicamente a las carreras: para el día a día, la gente pudiente prefería ir con su Rolls-Royce o su Mercedes. ¿Para qué sufrir? El Ferrari 125 S transformó ese sentimiento y desde entonces la gente empezó a demandar coches superdeportivos que fuesen capaces tanto de participar en una competición como de ir a buscar el pan con él. Bueno, en aquella época, a buscar el pan, concretamente, no creo.

 

 

El primer Ferrari de calle era una pequeña berlinetta biplaza con unas cifras de potencia que hoy serían casi de risa pero que en su momento eran más que interesante. Bajo el capó respiraba un V12 de 1,5 litros diseñado por Gioacchino Colombo que producía 118 CV, una cifra irrisoria comparada con los 800 CV que produce el V12 de 6,5 litros del nuevo Ferrari 812 Superfast

No obstante, el Ferrari 125 S era un deportivo muy sencillo y gracias a su peso, las prestaciones eran muy interesantes, espectaculares para la época: con 650 kg de peso total, Ferrari afirmaba que alcanzaba los 200 km/h. No está nada mal, ¿verdad? Eso sí, había que tenerlos bien puestos para ir a 200 en un coche así. El 12 de marzo, Enzo empezaba las pruebas dinámicas del coche, pero no sería hasta dos meses más tarde, el 11 de mayo de 1947, cuando iba a nacer el primer Ferrari de manera oficial: fue en el circuito de Piacenza, y fue presentado como una gran novedad.

Hasta entonces, Enzo Ferrari se dedicaba a modificar otros vehículos, especialmente de Alfa Romeo. En 1937 Alfa Romeo decide controlar al 100% sus creaciones para el mundo de la competición y Enzo decide seguir por su propio camino. En 1940 crea el Auto Avio Construzioni 815, el primer coche que fue íntegramente diseñado y fabricado por Enzo Ferrari. Con el Ferrari 125 S, Enzo por fin colocaba su nombre en un coche e iba a dar lo mejor de sí: decidió abandonar el V8 para incorporar un V12 con una caja de cambios de cinco velocidades. 

 

 

La primera participación del Ferrari 125 S, en Piacenza, fue un fracaso: tuvo que retirarse por un problema de la bomba de gasolina. Fallos de juventud. En apenas nueve días, el coche estaba de nuevo en perfecto estado para competir y Franco Cortese ganaría el GP de Roma. Fue la primera de las seis victorias del Ferrari 125 S en 1947, una de ellas fue con Tazio Nuvolari a los mandos en el GP de Parma. 

Solamente se produjeron dos ejemplares del Ferrari 125 S y a partir de ese momento, la historia de Ferrari no ha hecho más que acumular éxitos. La primera victoria importante de Ferrari fue en las 24h de Le Mans de 1949 con un Ferrari 166M conducido por Luigi Chinetti (futuro importador de la marca en EEUU) y Peter Mitchell-Thomson. En 1950 Ferrari iba a empezar su camino en la recién creada Fórmula 1 y desde entonces, Ferrari jamás la ha abandonado. 70 años de pasión por el automóvil de competición, 70 años de emociones y 70 años de sueños. ¡Gracias Ferrari!

 

Lecturas recomendadas