Pasar al contenido principal

Ferrari ampliará Maranello para construir coches eléctricos

Ferrari Daytona SP3
Ferrari Daytona SP3.

Adaptarse denota inteligencia, aunque aún le quedan años a sus motores tradicionales.

Efectivamente, la sede de Ferrari en Maranello se ampliará para albergar una línea de producción de coches eléctricos e híbridos. Esto fue lo que afirmó el CEO del Cavallino Rampante, Benedetto Vigna, en la conferencia sobre los resultados y el devenir de la compañía.

Este nuevo sector de la fábrica se dedicará tanto al ensamblaje de estos coches como a la investigación en materia de tecnología de baterías, electrónica y motores. Y es que la herencia de la marca se ha situado en un punto central de dicha presentación y Vigna se ha esforzado por dejar claros muchos puntos a propósito de la autosuficiencia de Ferrari y de su objetivo para con los clientes.

El primer coche eléctrico de Ferrari llegará en 2025, y se lanzarán un total de 15 nuevos modelos hasta 2026. Por otro lado, los sistemas híbridos han demostrado ser enormemente eficientes, sin renunciar a los motores de combustión  y al rendimiento en coches como el Ferrari SF90 Stradale o el nuevo Ferrari 296 GTB.

Es de esperar, por tanto, que este segmento ocupe una gran franja en el conjunto de la gama de la compañía italiana en los próximos años. De hecho, uno de los datos que también se dio es que el 80% de la producción de Ferrari en 2030 será de coches eléctricos e híbridos. Sobra decir que, puestos a apostar, el mayor peso recaerá sobre los segundos.

En total, con la nueva línea de producción que se levantará próximamente en un terreno aledaño a las instalaciones existentes, serán tres los módulos de fabricación principales de la marca.

Benedetto Vigna, un hombre clave en la transformación

Circuito de pruebas de Fiorano, en Maranello
Circuito de pruebas de Fiorano, en Maranello.

Designado CEO de Ferrari por el todopoderoso John Elkann y proveniente de la compañía STMicroelectronics, Benedetto Vigna ofrece un perfil claramente tecnológico y moderno que cuadra perfectamente con la visión de la futura Ferrari.

El italiano ha reorganizado parte de la estructura de la compañía y ya existen acuerdos de colaboración con poderosas empresas del sector, como el fabricante de procesadores Qualcomm. Sin embargo, pese a estos aires de renovación, inspira fe en los más puristas.

El portal Bloomberg aseguró recientemente que Maranello recibió la visita de unos expertos en inteligencia artificial que pretendían mostrar a Ferrari por qué la inclusión de IA y Sistemas ADAS (de ayuda al conductor) de última generación era un paso natural para la marca.

Vigna afirmó que, después de una vuelta al Circuito de Fiorano con uno de los pilotos de pruebas de la compañía, los expertos quedaron perplejos. "Cuando bajaron del Ferrari, me dijeron: 'Ok Benedetto. Nuestra presentación no sirve para nada", aseguró.

"Ningún cliente va a gastar su dinero en un coche-ordenador para disfrutar de un viaje. El valor del hombre, del ser humano, es el centro. Es fundamental para nosotros", afirmó el directivo.

Ferrari F40
Ferrari F40, uno de los grandes deportivos de la marca.

Benedetto Vigna se niega a aumentar el nivel de Sistemas ADAS en los Ferrari, y mientras otros fabricantes se acercan a un Nivel 5 de conducción autónoma, la marca italiana se quedará en un Nivel 2 plus. Fiel a sus valores iniciales de que el placer de conducir, el conductor y su pasión están por encima de todo.

No hay que tomar, por tanto, la electrificación como algo negativo en Ferrari. ¿Una pena? Desde luego. Pero a lo largo de los años y modelos que han ido dando más y más pasos en este sentido (como el LaFerrari o los citados SF90 Stradale y 296 GTB), hemos visto muy vivo el espíritu que construyó Don Enzo Ferrari años atrás.

¿Un nuevo SUV? Sí, pero puestos a construir uno, el Ferrari Purosangue llevará bajo el capó un motor V12. Ferrari no da puntada sin hilo, y la dirección actual parece comprometida y preparada para una época de cambio sencillamente emocionante. 

Y además

Buscador de coches