Pasar al contenido principal

Así es el GMA T.33 de Gordon Murray, un deportivo V12 que reinterpreta la tradición

Un superdeportivo capaz de ir a 11.000 rpm y de ser usado a diario

Texto original de Jason Barlow

¿Es el visto bueno de Gordon Murray el equivalente automotriz del ticket dorado de Willy Wonka? El hombre responsable de muchos de los mejores coches de Fórmula 1 y del apasionante McLaren F1 ahora podría estar de descansando en su casa, escuchando su colección de Bob Dylan. Pero no, en su lugar ha decidido traernos el GMA T.33.

Primero vino el GMA T.50, el legendario F1 de hace 30 años reinventado con avances tecnológicos y propulsado por un motor V12 Cosworth de 3,9 litros de aspiración natural que puede subir hasta las 12.000 rpm. De hecho, es uno de los mejores coches con un V12 que puedes comprar hoy en día, y ahora hay una nueva opción. 

"Con el T.33, nuestro segundo coche nuevo, nos dimos un resumen muy claro", dice Murray. "Para crear otro diseño atemporal. Ha sido diseñado y construido con los mismos estándares que nuestro T.50, con el mismo énfasis en el enfoque en el conductor, el rendimiento, el peso ligero y superlativo. Diseño puro, pero el resultado es un coche muy diferente”, comenta.

“Este es un automóvil en el que la comodidad, el rendimiento sin esfuerzo y la facilidad en el uso diario están aún más claras en su carácter", agrega.

Hay cosas que mencionar aquí. Primero: este es un GMA que sube de nivel en cuanto al estilo. Segundo: para alguien con un enfoque tan claro en la dinámica de conducción y la reducción de peso, Murray tiene una obsesión con el espacio para equipaje y la utilidad. Tercero: hay algo genial en su insistencia en llamar al T.33 un 'automóvil motorizado'. Vaya si tiene un buen motor…

Pero primero, la forma en que se ve. TopGear.com está visitando la nueva sede de GMA en Surrey, una antigua instalación de laboratorio que se encuentra en 54 hectáreas de terreno de primera. Mientras nos dirigimos al área de estacionamiento subterráneo, Murray nos muestra los coches que ama. 

Es una buena lista sólida, como te puedes imaginar, y llena de ambiente de los años sesenta: Alfa Romeo TZ y T33 Stradale, De Tomaso Vallelunga, Ferrari Dino 206 SP, Lamborghini Miura, Porsche 904... Algunos de los coches más bonitos jamás fabricados, en otras palabras. 

"¿Por qué todavía se ven bien ahora? Se trata de su tamaño y proporción", dice Murray, antes de aclarar el posicionamiento del nuevo coche. "El T.50 es el coche halo, y siempre lo será. Nunca habrá otro igual. Entonces, ¿qué haces después de eso, mientras cumples tu promesa de fabricar solo 100 unidades de cualquier modelo?", comenta.

GMA T.33

De alguna manera, él y su equipo han logrado canalizar el espíritu de los deportivos enumerados anteriormente sin que el resultado final parezca remotamente retro. A diferencia del T.50, este es un biplaza y no tiene el enorme ventilador trasero, por lo que tiene unas proporciones más clásicas. 

En resumen, todavía es un superdeportivo purasangre y, como era de esperar, es altamente funcional y eficiente. Pero también habla de una era antes de que la aerodinámica y la moda de los alerones y conductos contaminaran las imágenes. El T.33 es impresionantemente puro en su ejecución.

"No es ancho ni grande para los estándares de los superdeportivos modernos", continúa Murray. "El punto más alto aquí, en la parte superior de las aletas delanteras, coincide exactamente con el eje delantero para que puedas colocar el coche perfectamente. La visibilidad hacia adelante también es fantástica”, detalla.

“Quería que las luces estuvieran una encima de la otra, como solía ser. Solo porque puedes hacer ciertas cosas con los LED, la gente se vuelve loca. Detrás, hemos mantenido deliberadamente las luces muy separadas. Una lámpara es una lámpara, ¿por qué intentar convertirla en algo más?”, opina.

Más distinto de lo que parece

Se especuló que el hijo de T.50 podría ser una versión diluida y barata de éste. Murray reconoce que ha contado solo cuatro componentes remanentes y dice que a los clientes del T.50 se les mostró el nuevo antes de inscribirse. 

"Tiene una nueva plataforma y suspensión, así como una aprobación de federal completa. Es costoso, pero somos una empresa seria. El T.33 está disponible con el volante a la izquierda o a la derecha para un mayor atractivo, y tendrá una caja de cambios con levas por primera vez", declara su creador.

También insiste en que, cuando tienes el mejor V12 de toda la historia, estarías loco por no volver a usarlo. Dicho esto, se ha modificado sustancialmente de acuerdo con el mandato menos extremo y más GT del T.33. "Se ha reajustado, en lugar de desafinado", dice Murray cuidadosamente.

Te interesa: Así era el desconocido BMW Z3 con motor V12

Los cambios abarcan culatas modificadas, árboles de levas nuevos, sincronización variable de válvulas y un mapeo del motor reelaborado. También hay una nueva admisión y sistema de escape. Los soportes y el refrigerado del motor son específicos para el T.33. "Siempre quise hacer un coche en el que la toma de aire estuviese instalada en el motor como en un F1 de los 70", dice Murray.

Murray y su equipo han ideado algo llamado Sistema de Control del Límite de Capa Pasivo. Por ello, incluso sin el ventilador, el T.33 es un 30% más efectivo aerodinámicamente que la media de los superdeportivos. Hay un canal de entrada en la parte delantera que envía aire por debajo del suelo, mientras que la base de succión en la trasera activa un difusor con un conducto. 

GMA T.33

Esto armoniza el rendimiento aerodinámico general del coche y elimina la necesidad de usar faldones, conductos y demás -aunque hay un alerón trasero activo-. De ahí esa forma limpia. Todo esto sucedió, dice Murray, mientras desarrollaba el ventilador del T.50. Ahora, el resultado ha sido patentado.

En el aspecto mecánico, el V12 de 3,9 litros y aspiración natural del GMA T.33 ahora produce 615 CV, en comparación con los 660 del T.50. Además, acelera hasta las 11.100 rpm, en lugar de ametrallar la marca de las 12.000 rpm. Tiene una relación potencia-peso de 560 CV por tonelada y ofrece el 75% de su par a solo 2500 rpm, con el 90 % entre 4500 y 10 500 rpm…

"Conduje por la ruta de la colina en Millbrook en quinta marcha", dice Murray, como testimonio del asombroso comportamiento del motor. No le interesa qué tan rápido pueden ir sus coches, sino cómo se sienten mientras lo hacen. El asombroso tiempo de respuesta del motor fue uno de los atributos distintivos del McLaren F1. Esta nueva unidad Cosworth supera eso.

Los especialistas en carreras Xtrac han suministrado una caja de cambios manual de seis velocidades ultraligera -82 kg-, pero la novedad del T.33 es la transmisión semiautomática opcional con levas, denominada Instantaneous Gearchange System (IGS). 

Esta última ofrece un cambio realmente fluido, sin interrupción del par, ni la necesidad de tener embragues dobles o anillos de sujeción. Además, pesa apenas 78 kg. El tren motriz también es semiestructural, bueno para administrar las fuerzas de tracción, frenado y curvas. Asimismo, se asienta sobre soportes antivibración para mejorar el índice de ruido y vibraciones.

Nuevo chasis y configuración

También hay un nuevo monocasco de fibra de carbono, que utiliza el iFrame patentado por Murray y paneles de la carrocería de fibra de carbono en forma de panal para lograr la combinación esperada de rigidez y peso ligero. El chasis del T.50 lo fabrica ahora un socio externo, pero Murray dice que el T.33 podría hacerse en las instalaciones de GMA en Dunsfold.

También hay una nueva configuración de suspensión: brazos transversales dobles ligeros en la parte delantera y trasera, con resortes helicoidales sobre amortiguadores de aluminio, junto a un enlace de control de convergencia en la parte trasera y montantes de aleación de aluminio forjado. 

La dirección se realiza mediante una configuración de piñón y cremallera asistida hidráulicamente. Aquí no hay cosas eléctricas. Por otro lado, Brembo ha suministrado los frenos, unos cerámicos de carbono de 370 mm en la parte delantera y 340 mm en la parte trasera, con pinzas de seis pistones.

No pudimos sentarnos en el T.33, pero Murray es un entusiasta de los interruptores analógicos y de ingeniería costosa, y es aún más exigente con la entrega de la posición de conducción perfecta. Sin embargo, lo que no le gusta son las pantallas táctiles, aunque hay conectividad Apple CarPlay y Android Auto

GMA T.33

Asimismo, dentro hay un cuentarrevoluciones de 120 mm de diámetro iluminado que ocupa el centro del escenario. Los controles aerodinámicos, de luces y de aire acondicionado están dispuestos alrededor del conductor. Además de esto, hay 280 litros de espacio para equipaje y espacio para seis maletas de tamaño decente.

Finalmente, Murray habla alegremente sobre lo importante que es el recorrido del cliente para él y para GMA. Según la analogía del ticket dorado, los 1,37 millones de libras esterlinas -unos 1,65 millones de euros- sin impuestos que cuesta el T.33 no están solo ligados al coche. 

Con eso, también te conviertes en parte de la familia y prácticamente tienes contacto directo con su creador. Y esa es una propuesta interesante. Te sorprendería lo animado que puede ponerse sobre el tema de qué colores se adaptan mejor al T.33.

¿El fin de una era?

Dice Murray al concluir: "Este coche tiene una plataforma completamente nueva. Tres modelos la usarán, pero los otros dos serán muy diferentes. Esto es lo más cerca que estaremos del T.50 y, lamentablemente, será el último no híbrido”, menciona.

“Podemos aferrarnos al motor de aspiración natural por más tiempo que nadie porque nuestro plan de ciclo de producto es de solo 36 meses. También somos una empresa pequeña que puede tomar decisiones rápidas", añade.

Y no todo serán superdeportivos con revoluciones ultra altas, tampoco: "Comenzamos un negocio de electrónica el año pasado, y GMD está haciendo un trabajo emocionante en coches eléctricos en este momento", dice Murray. 

"Pronto debería haber otro anuncio que cambiará la forma en que todos pensamos acerca de los eléctricos, en términos de peso, densidad de energía y tiempos de carga. Parece que nos estamos estancando. Todo lo que estamos haciendo es hacer coches más grandes y pesados para obtener más autonomía. Eso no es progreso, ¿no? Queremos hacer lo contrario”, declara.

"Es divertido, estamos trabajando en ambos extremos: un V12 que acelera a 12.000 rpm y el eléctrico más eficiente del mundo". La hora feliz escuchando a Bob Dylan tendrá que esperar un poco más.

Etiquetas:

Motor Superdeportivos

Y además

Buscador de coches