Pasar al contenido principal

Coches de culto que casi nadie conoce: así era el BMW Z3 con motor V12

bmw z3 v12
Estuvo escondido hasta no hace mucho...

El BMW Z3 es un modelo muy popular en la marca alemana. Y es que, pese a ser sustituido por el BMW Z4 pocos años después de la entrada del nuevo siglo, ha mantenido un grado de fama importante entre los amantes de los roadster. Se vendió bien, y surgieron diferentes versiones del modelo. Una de las más curiosas fue el BMW Z3 con motor V12, un coche que se mantuvo encerrado en un garaje en secreto hasta ver la luz no hace demasiado.

No te pierdas: El BMW Z3 cumple 25 años: esto es lo que le hace tan especial

El proyecto se mantuvo en secreto largos años hasta que BMW, y su división deportiva, decidieron darlo a conocer. Sin duda se trató de todo un logro para los ingenieros el montar un enorme V12 bajo el capó de un roadster, un proyecto que comenzaría a fraguarse en 1999. Hicieron diferentes pruebas con este coche, aunque nunca fue vendido. Y es que, además de los costes no obtuvieron el resultado esperado.

En realidad, lo hicieron para probar los límites de este coche. Parece que la única motivación era saber si se podía o no, así de sencillo. El director de Desarrollo de Motores, Gerhard Schmidt, había notado que el vano motor del pequeño modelo era lo suficientemente espacioso, y quizás podía albergar algo más grande. Hasta ese momento, lo más grande que se montaba en el roadster era un seis cilindros. Con todo ello, no se lo pensaron y fueron a por todas: un V12.

Y lo consiguieron, aunque no exentos de problemas. El escogido fue el bloque M73, un V12 de 5.4 litros presente en los Serie 7 750i E38 y que también podía disfrutarse en el Serie 8 850Ci E31, el primer Serie 8. Contando con el doble de cilindros que el BMW Z3 M este motor solo desarrollaba 5 caballos de potencia más. En total, eran 326 CV y 490 Nm de par, esta última cifra sí muy superior a los 236 Nm del Z3 M.

bmw z3 v12

No fue nada sencillo montar este motor en el Z3, viéndose obligados a modificar ciertos elementos los tres ingenieros encargados del proyecto. Entre ellos encontrábamos el radiador, el cárter, la bomba de aceite y el colector de escape. Ajustaron el sistema de suspensión y montaron una caja de cambios de seis velocidades, pues con una de cinco no era sencillo gobernar tanto par motor. Como sabéis, nunca sería vendido.

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches