Pasar al contenido principal

Maserati GranTurismo 2018: ¡tratamiento anti-edad!

El tiempo no pasa en balde y tras diez años en el mercado, el GranTurismo se somete a su último restyling.

La Bolsa de Nueva York ha sido el curioso escenario escogido por los italianos para la presentación del Maserati GranTurismo 2018, un restyling que la marca ha preparado para su coupé deportivo (y descapotable) con un objetivo claro: que aguante vigente hasta la futura llegada de su sustituto, basado en el prototipo Maserati Alfieri y que debería llegar antes de 2020.

Te interesa: así funciona la tracción Q4 de Maserati

Lamentablemente, hasta esta hora, Maserati no ha sido demasiado generosa con las fotos del nuevo Maserati GranTurismo. Parece claro que la principal novedad afecta al frontal, que recibe los mismos cambios que ya vimos, por ejemplo, en el Maserati Quattroporte 2016, con una parrilla más angulosa y unas tomas de aire en los extremos de mayor tamaño. El objetivo es conseguir una mirada más deportiva, más agresiva.

 

 

Sin duda parece claro que esa es la novedad más relevante, aunque  la marca también ha afirmado que en el interior se incorpora una nueva pantalla de 8,4 pulgadas que a buen seguro también modificará la estética del salpicadero. Lamentablemente todavía no hay una foto del interior, por lo solamente te puedo hablar del nuevo sistema de infotainment: será compatible con Apple CarPlay y Android Auto, asegurando una óptima conectividad. También te puedo contar que el panel con los diferentes modos de conducción ha sido desplazado a la consola central. 

Todos los coches de 2017: ¡no te pierdas las novedades de este año!

El renovado frontal contribuye también a optimizar el flujo aerodinámico, que gana una décima pasando la resistencia aerodinámica de Cx 0,33 a 0,32. El paragolpes trasero también ha sido modificado, aunque lamentablemente todavía no tenemos fotos que lo puedan mostrar. En el apartado mecánico, la gama del Maserati GranTurismo 2018 se ve reducida a un único motor: el V8 atmosférico de 4,7 litros y con alma Ferrari ofrece una potencia de 460 CV a 7.000 rpm con un par máximo de 520 Nm a 4.750 vueltas. Solamente estará disponible asociado a un cambio automático ZF de seis marchas.

Es decir, ya que no hay diferencias de potencia entre las distintas versiones: el nuevo Maserati GranTurismo solamente contará con dos versiones, el Sport y el MC. El segundo contará con detalles estéticos y con una puesta a punto más deportiva: eso hace que sea una décima más rápido en el cero a cien y que supere por poco los 300 km/h. No obstante, las prestaciones no suponen un cambio relevante, manteniendo un cero a cien en torno a los 4,7 segundos.

 

 

Digo que estas cifras son poco relevantes ya que el Maserati GranTurismo siempre ha sido un coupé que destaca por combinar diseño, elegancia, lujo y prestaciones, pero sin una vocación destacada por ser el coche más rápido en una drag race. Por supuesto, en esta ligera renovación esa voluntad por el lujo se mantiene, con la posibilidad de tapizar el interior en cuero Poltrona Frau y, muy probablemente, también podría contar con los exclusivos tapizados en seda de Ermenegildo Zegna. 

El Maserati GranTurismo se actualiza para intentar llegar con un aspecto más actual a sus últimos días. Sin duda, es un coche que necesita una importante renovación, una renovación que llegará en un futuro a medio plazo y que parece asegurado gracias a las buenas cifras de venta que se están consiguiendo con los Maserati actuales, especialmente gracias al primer SUV de la marca, al Maserati Levante.

Lecturas recomendadas