Pasar al contenido principal

McLaren 720S Spider: un cabrio de 325 km/h y 262.000 euros

Acaba de ser desvelado y ya lo queremos...

Imagen de perfil de Javier Leceta
Actualizado

¿Aun no sabes qué pedir a los Reyes Magos? Pues aquí tienes un regalo de Navidad muy muy especial? Es el McLaren 720S Spider, el nuevo cabrio con techo duro que llega desde el Reino Unido tras el McLaren 720S Coupé, del que hereda su monocasco de fibra de carbono que ahora ha sido rediseñado en su zona trasera posterior para albergar el techo duro plegable.

Una capota que incrementa su peso en 49 kilos hasta los 1.332. McLaren dice que es “el coche más ligero de su segmento”. Para que compares, un Ferrari 488 Spider se encuentra en ese selecto grupo de rivales y pesa 1.420 kg.

Pero conozcamos más detalles de esta sorpresa que el próximo 6 de enero te encontrarás junto a tu árbol de Navidad. Está propulsado por el ya conocido bloque V8 biturbo de 4,0 litros con tracción trasera y asociado a una caja de cambios de siete velocidades que utiliza la versión coupé. Ofrece la misma potencia (720 CV) y par (770 Nm). El McLaren 720S Spider acelera de 0 a 100 en 2,9 segundos y de 0 a 200 en 7,9 (una décima más que su hermano coupé). Su velocidad punta es de 341 km/h… con el techo puesto. Sin techo es algo más perezoso y se queda en 325.

 

McLaren 720S Spider (habitáculo)

 

El techo rígido está compuesto por una sola pieza de fibra de carbono que se pliega eléctricamente hasta los 50 km/h y que es seis segundos más rápida que la capota del 650S Spider (una clara señal del progreso que han experimentado los descapotables en estos años). McLaren apunta, asimismo, que el ruido de funcionamiento de este hardtop está “a la par con el sonido de fondo de una biblioteca silenciosa”.

Los ingenieros del fabricante inglés han modificado el suelo del nuevo McLaren 720S Spider para alojar su nuevo spoiler activo. Además, existe un techo panorámico opcional que deja pasar más luz al interior del coche y que se oscurece con solo pulsar un botón.

Por lo demás, y salvo las llantas de diez radios y los nuevos colores para la carrocería, en todo lo demás es igual que el coupé: la misma tecnología, los mismos modos de conducción, el mismo habitáculo…

Por si los Reyes finalmente no te lo traen… puede ser tuyo por 262.000 euros.

 

Lecturas recomendadas