Pasar al contenido principal

Mercedes 190 E Grupo A: fruto de una restauración con pedigrí

Definición de belleza bruta

El Mercedes 190 E Grupo A es, quizá, uno de los coches de carreras más auténticos que existen. Y este en particular tiene una historia tan intensa que merece la pena dedicarle unos minutos; pero antes de entrar a conocer qué hace tan especial a este Mercedes, detengámonos a valorar por unos segundos simplemente su apariencia.

No te pierdas: ¿Conoces la historia del logo de Mercedes Benz?

Dicen que lo importante está en el interior... pero eso no sirve cuando has sido diseñado como un coche del DTM. Fíjate en la decoración roja, negra y dorada que lucía en los años ochenta y en sus llantas masivas: sencillamente impresionante, ¿verdad? ¡Qué bien lucen estos coches deportivos!

Pero la vida de este Mercedes 190 E 2.3-16 Grupo A transcendió más allá del Campeonato Alemán de Turismos; de hecho, emprendió su camino hasta las antípodas de la Tierra para competidor en la carrera James Hardie 1000 que se celebrara en Bathurst (Australia) en 1986.

Allí, el encargado de tomar los mandos fue el piloto Danny Hulme, campeón neozelandés de Fórmula 1 en 1967, acompañado del esquiador austriaco y medallista de oro Franz Klammer. Una combinación extraña que no logró dar muy buenos frutos… 

 

Mercedes 190 E Grupo A

 

Quizá fue que no lograron poner sus energías en común, pero el caso es que solo consiguieron llevar al Mercedes 190 E de carreras hasta la novena posición en el circuito de Mount Panorama.

Inmediatamente después de esa prueba, vendieron el coche al piloto local Phil Ward, que participó con él en varias carreras de clásicos en ese misma trazado, logrando incluso una victoria en 1990. 

Tampoco parecía esto suficiente, así que decidieron exprimir un poco más el potencial del motor Cosworth de 2.3 litros del Mercedes 190 E, modificándolo para poder competir en una nueva categoría: el Campeonato Australiano 2.0 L Super Touring. 

 

Mercedes 190 E Grupo A

 

Por fin el Mercedes 190 E Grupo A vuelve a sus orígenes

¿Una vida intensa, verdad? De vuelta a 2019, este Mercedes 190 E Grupo A ha sido restaurado para recuperar su esencia. Ha vuelto a su constitución original de 1986, en todos los aspectos, estéticos y mecánicos, aunque el nombre de Klammer ha sido sustituto por el de su actual propietario: Andrew Miedecke's.

Este ex piloto ha sido el encargado de llevar a cabo esta restauración. Debes saber que Miedecke's participó también en la carrera de Bathurst en 1986, aunque con otro 190 E diferente. 

Quizá se quedó enamorado de este y no ha parado hasta recuperarlo y darle el cariño que se merece. ¿No te parece una historia entrañable para un excelente coche de carreras? Vuelve a mirar las fotos y lo entenderás todo. 

Encuentra más información de Mercedes en nuestras fichas

Y además

Buscador de coches