Pasar al contenido principal

Oficial: este es el Ferrari 296 GTB híbrido enchufable con un V6 y 830 CV

Ojo, que es un PHEV

Bienvenidos a 2021. Bienvenidos a la era del Ferrari 296 GTB. La era del primer híbrido enchufable de Ferrari. Porque este nuevo superdeportivo de Maranello marca un nuevo comienzo: el de un nuevo V6 híbrido turboalimentado.

No se puede decir que reemplace al F8 Tributo, pero "complementa" la gama, según Ferrari. Por primera vez en muchos años, un Ferrari monta un V6 (recuerda que los Dino no eran técnicamente Ferrari, y por eso no llevan el emblema). Esta unidad tiene una V de 120 grados, está turboalimentado, alcanza una cilindrada de 2,9 litros y utiliza un motor eléctrico como ayuda suplementaria. Y de paso le da nombre al coche: '29' responde a la cilindrada y '6', al numero de cilindros. Lo de GTB ya es clásico: Gran Turismo Berlinetta.

Cinco curiosidades de la fábrica de Ferrari

En conjunto el Ferrari 296 tiene una potencia de 830 CV que van directos a las ruedas traseras para registrar un 0 a 100 km/h de 2,9 s, seguir acelerando hasta 200 en 7,3 s y no parar hasta los 330 km/h. Con esto es capaz de marcar un tiempo de vuelta de Fiorano de 1m 21s. ¿Que si es rápido? Lo mismo que el Ferrari F12tdf.

Por supuesto, no es el primer Ferrari con un V6; ese honor recae en Dino 156 F2 de 1957. Pero ese coche, al igual que sus sucesores eran modelos de carreras. El 296 GTB es el primer Ferrari de producción que presenta esta configuración

Vídeo: solo Chris Harris puede probar un 812 así

 

Su diseño es completamente nuevo y es una obra de arte que alcanza una potencia específica de 221 CV/litro. Tanto el bloque como las culatas están hechos de aluminio, y las cámaras de combustión cuentan con la tecnología introducida en el SF90. Los dos turbos se colocan dentro de la V y  giran a 180.000 rpm. Ferrari ha logrado reducir la marca de las turbinas  (un 11 por ciento menos en comparación con los turbos del V8), lo que a su vez ha mejorado el tiempo de puesta en marcha. En pocas palabras: disparará cuando apuntes.

Para los fanáticos de los motores, este V6 marca otro cambio: las famosas tomas de admisión en color rosso no se colocan dentro de la V como en cualquier otro Ferrari, sino en el lado de las culatas. Usan conductos más cortos y la nueva arquitectura permite una línea de escape más "lineal".

Probamos el indescriptible Ferrari SF90 Stradale

Hablando de eso, Ferrari nos asegura que el sonido de este nuevo V6 será tremendo. Seguro que te gusta saber que obtuvo el apodo de "piccolo V12", y es que en Maranello dicen que habla con la "fuerza de los turbos y la armonía de las notas de alta frecuencia de un V12 de aspiración natural". Magnifico.

En cuanto a la transmisión, hay un módulo eléctrico MGU-K ubicado entre el motor y la caja DCT de ocho velocidades (la misma caja que utilizan los SF90, Roma y Portofino); un motor eléctrico de tamaño "compacto" capaz de cargar la batería de 7,45 kWh, arrancar el V6, accionar el eje trasero por sí misma o formar equipo con el V6 y aportar 167 CV.

Motor V6 del Ferrari 296 GTB

En modo totalmente eléctrico tiene una autonomía de 25 km y funciona hasta 135 km/h, mientras que el software interno de Ferrari promete “transiciones estáticas y dinámicas muy rápidas de eléctrico a híbrido/solo combustión y viceversa”. Un eManettino le permite cambiar entre los diversos modos (eléctrico, híbrido, Performance y Qualify: este último brinda un rendimiento máximo), mientras que el control de deslizamiento lateral ahora funciona en armonía con el sensor de dirección asistida eléctrica, lo que brinda una estimación de agarre mucho mejor.

296 GTB: Nacido en el túnel de viento

En el 296 GTB aparece mucha aerodinámica avanzada, como corresponde a cualquier Ferrari que se precie. Su silueta, según Ferrari, no utiliza adornos artificiales. Se remontan al magnífico 250 LM de 1963, del que dicen que representa la combinación perfecta entre sencillez y funcionalidad,

Nuestros Ferrari GTB favoritos

El diseño del frontal aumenta la carga aerodinámica sobre el eje delantero; además los frenos se refrigeran con unas tomas en los faros y los bajos maximizan el flujo de aire hacia atrás. Ahí un alerón trasero activo (inspirado en LaFerrari) aporta 360 kg en la trasera a 250 km/h

El Ferrari 296 GTB tiene una distancia entre ejes 50 mm más corta que los anteriores Ferrari V8 con motor trasero central y cuenta con mucha tecnología para garantizar que sea imbatible en curva. Pesa solo 1.470 kg en vacío gracias a un motor 30 kg más ligero y al uso de materiales más livianos en todas partes. 

También hay algo llamado ABS evo que ayuda tanto a las distancias de frenado como al agarre y al rendimiento en los giros. El control de deslizamiento lateral es asistido por un nuevo sensor en la configuración de la dirección asistida para ayudarlo a derrapar aún mejor.

El habitáculo refleja las líneas de la silueta. Es como la del SF90 Stradale. Es decir, completamente digital, desde el grupo de instrumentos del conductor hasta la pantalla de velocidad del lado del pasajero.

Para los que quieran que su Ferrari 296 GTB vaya un poco más allá, estará disponible un paquete "Assetto Fiorano" (en la galería superior) que incluye amortiguadores Multimatic ajustables, apéndices de fibra de carbono en el parachoques delantero, una luneta trasera de Lexan y aún más fibra de carbono por dentro y por fuera. Existe la opción de una decoración estilo 250 LM y montar neumáticos Michelin Sport Cup2R.

 

Todo sobre Ferrari

Modelos de Ferrari más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además