¿Qué pasa con los coches eléctricos europeos de Ford? ¿Llegan o no?

mustang mach e vs model y
Foto del redactor Luis I. GuisadoFoto del redactor Luis I. Guisado

El Mustang Mach E lleva un tiempo con nosotros, pero en Ford se han tomado la electrificación con mucha calma. Necesitan el eléctrico europeo que está a punto de llegar...

En plena explosión de los coches eléctricos, aún quedan unas marcas que se resisten (quieran o no) con modelos de combustión. Una de ellas es Ford, que parece que se quedó dormida en los laureles en los inicios de la electrificación.

Y eso que tampoco se puede decir que no esté electrificada: los Fiesta, Focus y Puma cuentan con versiones Mild Hybrid y además está el enorme Ford Explorer PHEV (lee aquí la prueba). Aparte, el Mustang Mach-E, el primer eléctrico puro de la marca, se presentó en 2019 como un modelo aparte dentro de la gama: de hecho, no encontrarás el óvalo azul por ninguna parte.

Coches eléctricos de Ford

Llegarán dos modelos con base de Volkswagen en dos años

Pero eso parece que va a cambiar gracias a un movimiento que se inició unos pocos años atrás y que se resume en la imagen que tienes arriba: entre el Puma y el Mach-E aparecerán dos modelos nuevos (aparte de algunos comerciales). 

Las raíces de esa imagen se hunden en 2019, cuando Ford firmó un acuerdo con Volkswagen para desarrollar un modelo eléctrico europeo compartiendo costes, así como un pick-up y algunos comerciales, tal y como informó AUTOBILD.es en su momento.

En esa época se anunció que en 2023 llegaría el primer cero emisiones para nuestro continente, un modelo del que no se sabe apenas nada más allá de que tendrá importantes raíces en el Volkswagen ID.4. El modelo alemán (puedes leer aquí la prueba del ID.4 de 2023) pertenece al segmento C, mide 4,58 metros y utiliza una batería de 77 kWh.

También, según ha admitido la compañía en varias ocasiones, llegará otro modelo eléctrico de corte deportivo (también aparece en la imagen de arriba), aunque de este sí que no se sabe nada más allá de que también utilizará la plataforma MEB.

Su plataforma propia, al menos en 2025

La MEB fue la primera plataforma dedicada para los eléctricos de Volkswagen, que invirtió unos 6.000 millones de euros en su desarrollo. Su objetivo era llegar a vender tres millones de eléctricos en 2023, aunque es una cifra quizá un tanto optimista tal y como están las cosas por ahora.

Pero se trata de un componente ingenioso que se puede utilizar en modelos como el ID.3 o incluso la furgoneta eléctrica de moda, el ID.Buzz. Además, permite baterías de entre 45 kWh (que podrían utilizar futuros coches urbanos) y 111 kWh, así como velocidades de carga de hasta 125 kWh.

Sin embargo, pese a su versatilidad, tiene ciertas limitaciones en cuanto a los tipos de carrocería que admite, por lo que también desde 2019, paralelamente al acuerdo con Volkswagen, está trabajando en la estrategia Ford+, que pasa por el desarrollo de dos plataformas propias.

La primera llegará en 2025, mientras que la segunda lo hará más a medio plazo: en torno a 2030. La inversión de 25.000 millones deja claro que en la marca de origen americano apuestan fuerte por sus coches eléctricos, de los que esperan que a final de la década supongan en torno a la mitad de sus ventas totales.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.