Pasar al contenido principal

¿Porsche Carrera GT o Gemballa Mirage GT? ¿Cuáles eran sus diferencias?

superdeportivos lujo preparaciones altas prestaciones
La preparación más salvaje del deportivo más salvaje.

El Porsche Carrera GT se puede considerar como uno de los coches deportivos más emocionantes, espectaculares y exigentes de todos los tiempos. Estaba muy próximo a la competición, tanto por tecnología como por prestaciones, por lo que rápidamente se convirtió en un objeto de deseo para muchos. Sin embargo ya sabes que mucho nunca es suficiente y Uwe Gemballa creó su evolución más bestia. ¿Porsche Carrera GT o Gemballa Mirage GT? ¿Cuáles eran sus diferencias?

 

superdeportivos lujo preparaciones altas prestaciones

 

Como buen preparador de lujo, el objetivo de Uwe Gemballa era claro: convertir al superdeportivo del momento en un coche más espectacular y llamativo. Sí, estoy de acuerdo, un Porsche Carrera GT no necesita nada para romper cuellos, pero créeme si te digo que Gemballa consiguió su objetivo: el Gemballa Mirage GT es un coche más salvaje estéticamente y con un sonido que parte tímpanos. ¡Ideal para NO pasar desapercibido!

Porsche Carrera GT o Gemballa Mirage GT, sus diferencias

A nivel estético las diferencias eran notables. Uwe Gemballa no modificó en exceso su mecánica ya que la obra de arte creada por Porsche era difícilmente mejorable. Sin embargo a nivel estético sí tuvo margen de actuación. El resultado fue un paragolpes específico, un alerón fijo o una espectacular cuádruple salida de escape. Las llantas también eran diferentes: cuatro toques aquí y allá para conseguir intimidar todavía más.

 

superdeportivos lujo preparaciones altas prestaciones

 

En el interior también se modificaron cosas. Se añadió una pantalla en la parte superior del salpicadero, siguiendo la línea del cuadro de instrumentos. Por supuesto, cada coche podía contar con su tapicería específica, generalmente en Alcántara y colores bastante llamativos. También tenía un volante único y buckets con mayor agarre lateral: el aluminio dejó paso a la fibra de carbono por doquier.

Como te decía, el objetivo de Gemballa era mejorar la espectacularidad del conjunto, no tanto sus prestaciones. Aún así, el equipo de ingenieros también modificó ciertos elementos mecánicos, como el sistema de escape, para conseguir una mejora de potencia de entre 38 y 58 CV: los últimos ejemplares salieron del taller del preparador con 670 CV, desde los 612 CV originales. 

Sus prestaciones mejoraban ligeramente, pero créeme que aquí lo importante es la estética. El Gemballa Mirage GT consiguió algo muy complicado: modificar un hiperdeportivo y no llevarlo a la decadencia o a la exageración. No diré que mejoraban el aspecto del Porsche Carrera GT porque eso es casi imposible, pero sí ponían sobre la mesa una propuesta todavía más racing y racial a nivel estético. ¡Y funcionó! 25 Carrera GT fueron modificados en la que sin duda es una de las mejores preparaciones de coches de todos los tiempos.


 

Buscador de coches

Y además