Pasar al contenido principal

Prueba del Alpina B8 Gran Coupé. ¿Por qué debería molestarme cuando existe el M8 GC?

bmw b8 alpina

Elegante, sutil y poderoso.

Si está haciéndose esa pregunta, es posible que no haya entendido bien la configuración. Permítanos preparar la escena. Era tarde. 

Las brillantes luces de la ciudad estaban ocupadas financiando un siniestro y dramático telón de fondo nocturno cuando un pensamiento atravesó la serena cabina del coupé V8 de cuatro puertas de Alpina. Comenzamos la prueba del Alpina B8 Gran Coupé. ¿Por qué debería molestarme cuando existe el BMW M8 GC?

El Alpina B8 Gran Coupé, al igual que con todo lo que surge de las oficinas del fundador Burkard Bovensiepen y sus dos hijos Andreas y Florian, está perfectamente ejecutado para ser minimalista pero silencioso, confiadamente poderoso. 

A menos que sea el XB7. Lo que nos lleva al V8 que parece haber sido literalmente encajado en el gigantesco espacio del capó. Abrimos el capó y todo el compartimiento del motor era como un guardaespaldas saliendo de su traje, apenas un milímetro de grasa o espacio para jugar.

El V8 de 4.4 litros que comenzó su vida en el 850i tiene un par de turbocompresores "optimizados" y el propio sistema de enfriamiento de Alpina: tres enfriadores de refrigerante externos, un enfriador de aceite de transmisión más grande y nuevos intercoolers personalizados con un 50% más de superficie de enfriamiento. 

La potencia total es de 621 CV y 800 Nm de par, cifras no muy alejadas del propio M8 de la división deportiva de BMW, combinado con un escape Alpina y una caja automática de ocho velocidades. Dicho coche tiene partes internas reforzadas, un cárter de aceite de transmisión de aluminio y un mejor amortiguador de torsión de la turbina para reducir las vibraciones.

¿Entonces es cómodo?

De hecho, la razón principal para comprar una Alpina es su oposición diametral a cualquier noción de rigidez. Los amortiguadores adaptativos del 850i se combinan con los resortes Eibach y los soportes hidráulicos en los puntales del eje delantero para una mayor comodidad, mientras que los soportes de los puntales de suspensión más rígidos.

Aún hay más: las barras estabilizadoras reforzadas y los soportes de horquilla inferior más rígidos están ahí para manejar con inteligencia.

bmw b8 alpina

¿De verdad?

Afirmativo. Primero debemos hacer mención al modo de rodar, porque es sublime. En el modo "Comfort Plus" se filtran casi todas las imperfecciones de la carretera, mientras que incluso en "Sport" hay pocas interferencias. Sin embargo, eso no se produce a expensas de poder girar de manera rápida y satisfactoria. 

La dirección se siente maravillosa, con un buen equilibrio entre precisión y vibración, pero no más de lo que es bienvenida, por lo que encaja con el coche. Aquí también se ofrece un buen control de estabilidad y tracción cuando comienzas a explorar ese motor V8 turbo.

La sensación de que el Alpina tiene el control todo el tiempo, y la determinación de simplemente devorar la curva próxima con un mínimo de alboroto.

A decir verdad, es tremendamente eficaz. El par se alimenta desde 2.000 rpm y, por lo tanto, suponiendo que esté en Sport o Sport Plus, simplemente se aleja como un cohete, el ruido invade suavemente la cabina a medida que alcanza las notas altas. 

No es necesario, pero a menudo es posible que acabe dejándolo en segundo lugar y vuelva a ser un adolescente. Y es que, Dios, es rápido. Alpina afirma un 0-100 km/h en 3,4 segundos, con una velocidad máxima de 324 km/h. Cuando está completamente iluminado, el V8 hace un ruido maravilloso, pero se siente distante; separado. 

Quizás nuestra única queja sea que necesita más. Pero, ese no es el estilo de Alpina, ¿verdad? Especialmente cuando Pirelli desarrolló tecnología de eliminación de ruido para los neumáticos delanteros.

bmw b8 alpina

Así que, va tan bien como parece

¿Y no se ve tan, tan genial? Lo que no se ve en las imágenes es su presencia. El Serie 8 Gran Coupé ya es el Serie 8 más atractivo, pero el BMW de cuatro puertas más grande que fabrica se adapta bien a las modificaciones de estilo de Alpina. 

Tomas de aire más grandes, un nuevo faldón trasero, difusores negros, un alerón trasero muy sutil y esas ruedas de 21 pulgadas con el diseño clásico de 20 radios de Alpina.

El interior también tiene pequeños detalles específicos de Alpina. Ese volante acabado a mano, los umbrales iluminados, las molduras de alto brillo, el cuero Merino y el excelente estéreo de Harman Kardon. Todo es de serie. No queda mucho a la interpretación, aparte de la pintura verde clásica que le costará unos miles de euros más.

bmw b8 alpina

Cállate y toma mi dinero

Pocos son los Alpina que podemos ver. Menos los que se envían a España, Reino Unido o Estados Unidos. Y eso que tiene una auténtica legión de seguidores. Su precio es de unos 139.900 dólares, rondando los 119.000 euros al cambio. Unos 3.000 euros menos que el M8 Competition Gran Coupé.

Un texto original de Vijay Pattni

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches