Pasar al contenido principal

El Volkswagen Golf de 850 CV que asesina a los superdeportivos

¡Qué maldita bestia!

Volkswagen Golf HGP 850 CV biturbo deportivo compacto

A poco más de un segundo de un McLaren 720S. Sí amigos, este Volkswagen Golf de 850 CV sería capaz de poner en apuros a más de un deportivo o superdeportivo. Y lo mejor de todo: con la estética prácticamente sin modificar, un auténtico ‘sleeper’ de libro, capaz de matar de un susto a aquel ‘chulito’ que quiera plantarle cara con un coche, a priori, mucho más caro y prestacional. Y es que amigos, bajo la cara simpática y bonachona (y ya discreta de por sí) de un Volkswagen Golf R, se esconde un demonio con ruedas capaz de romperte el cuello en cualquier aceleración. ¡Tremendo!

Te interesa: ¿cuánto pagarías por meterle 400 CV a un Golf R?

¿Cómo consigue pasar de poco más de 300 CV a más de 800 CV? Prácticamente triplicando la potencia. Pues muy fácil, cambiando el motor. En el vídeo de youtube no dan demasiada información, solamente se comenta que monta un motor biturbo con 3.6 litros de cilindrada. Lo más probable es que se trate del motor V6 atmosférico que utilizaba el Volkswagen Passat R36: en el caso del sedán teutón (otro sleeper que bien merecería unas palabras algún día) sumaba 300 CV, pero esa potencia siempre se puede mandar a la estratosfera metiendo un kit de doble turbo, inyectando aire a alta presión como si no hubiese un mañana.

 


El resultado son 850 CV, la casi la misma potencia que las preparaciones más salvajes de Brabus, como el Maybach Brabus 900. Doy por hecho, que el motor ha sido profundamente revisado y reforzado para admitir ese extra de potencia tan animal, así como otros componentes como la suspensión o los frenos. Para aumentar la rigidez y mejorar la seguridad de los ocupantes, se ha optado por eliminar los asientos traseros y se ha colocado en su lugar una jaula de seguridad, que junto con los backets son los elementos estéticos más racing del conjunto.

Ahora bien, de parecer racing a ser un matagigantes es un paso. En el vídeo que puedes ver unas líneas más arriba se puede observar a este maquinón completando media milla en 17 segundos, a una velocidad de 255 km/h. Estoy seguro que en las autobahn, podrá superar con facilidad los 300 km/h, aunque la verdad es que no sé si estaría muy tranquilo a esa velocidad en un Volkswagen Golf. Creo que no.

Lecturas recomendadas