Pasar al contenido principal

Volkswagen Passat R36, una berlina injustamente olvidada

Un sedán injustamente olvidado por el mundo.
Imagen de perfil de Raul Salinas
berlina deportiva lujo altas prestaciones

El Volkswagen Passat R36 es, bajo mi punto de vista, uno de las mejores berlinas deportivas generalistas de la historia. Un coche que llegó para satisfacer una demanda creciente en aquellos años pero que de manera objetivo, se convirtió en un coche que lo tenía todo para ser amado. Pero su leyenda no convenció a más que a cuatro friáis. ¿Por qué?

El Passat R36 fue creado como una versión tope de gama del Volkswagen Passat, una de las mejores berlinas en su tiempo y todo un referente de equilibrio, calidad y precio. A mediados de la primera década del Siglo XXI, muchos eran las berlinas que querían sorprender al mercado con sus prestaciones y deportividad.

 

 

Eran buenos años, con coches como los Alfa Romeo 156 GTA, los Saab 93 y 95 Aero, los Volvo S60R o el Opel Insignia OPC. Berlinas potentes, sobretodo, de buena calidad, buenas para viajar pero con un comportamiento dinámico cuidado. El Volkswagen Passat R36 recogió en guante con un producto casi perfecto.

 

Volkswagen Passat R36, ¿inspirado en el Golf R32?

Lo mejor de aquella época es que el downsizing todavía era algo de lo que no se hablaba demasiado y las marcas no dudaban en meter enormes motores V6 en pequeños compactos o berlinas generalistas. Volkswagen desarrolló el motor VR6 en diferentes etapas y con el Volkswagen Golf R32 de quinta generación alcanzó el Zénit.

Bajo el capó, el Volkswagen Passat R36 equipaba el motor VR6 del Golf pero más grande, con una cilindrada de 3.6 litros y una potencia que aumentó hasta los 300 CV. Un motor atmosférico, súper agradable, con un sonido embriagador. ¡Y todo eso en una berlina de gran calidad y elegancia!

 

berlina deportiva lujo altas prestaciones

 

El Volkswagen Passat R36 aceleraba de cero a cien en solo 5,6 segundos y su velocidad máxima estaba limitada a 250 km/h. Su consumo medio homologado era de 10,5 litros, aunque en la vida real rondaba más bien los 12-13 litros. Sus prestaciones eran notables y sobretodo era determinante lo agradable de su puesta a punto, pese a que tenía que lidiar con casi 1.700 kilos y mucho peso en el eje delantero.

La tracción integral 4Motion de serie ponía su granito de arena en un conjunto que no pretendía ser muy deportivo. Era la versión más potente de la gama y el objetivo era tener un coche muy completo: diseño deportivo, altas prestaciones, máximo equipamiento y un buen equilibrio entre comportamiento deportivo y refinado.

 

¿Por qué no triunfó el R36?

Que no triunfara el Volkswagen Passat R36 no es una novedad: era un coche que superaba los 50.000 euros y con altos consumos. Era un coche de capricho y esa gente prefería comprar un Golf R, más barato y más divertido a nivel dinámico. Por eso, especialmente en nuestro país, el R36 fue un coche extremadamente raro de ver.

 

berlina deportiva lujo altas prestaciones

 

Y eso es precisamente lo que hoy lo hace un coche muy especial. En mercados como el americano o el australiano fue un coche que se vendió bien, pero en Europa no tanto: en Reino Unido por ejemplo solo se vendieron 250 ejemplares con el volante a la derecha y en España la cifra no debe ser mucho más alta.

Por todo esto, el Volkswagen Passat R36 se puede considerar como un futuro clásico. Un sleeper en toda regla, que bajo su elegancia, su calidad y su refinamiento, esconde un gran motor y unas prestaciones muy decentes. Un coche que, estoy seguro, en algún momento recibirá el reconocimiento que merece.

Hoy en día hay algún ejemplar a la venta en España: su cotización ronda entre los 15 y los 25 mil euros, en función del estado y los kilómetros. ¡Ah, y recuerda que también estaba disponible en una atractiva carrocería familiar! El mini Audi RS6 de su tiempo. ¡Un gran coche, un gran motor y un diseño muy chulo! ¿El mejor Passat de la historia?


 

Buscador de coches

Y además