Pasar al contenido principal

Viejas glorias: Audi 100 o cómo un acto de rebeldía cambió todo

Y el legado continúa...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Audi 100 Coupé S

El Audi 100 llegó cuando más se le necesitaba y si hay un motivo por el que me gusta, es porque además lo hizo en un acto de rebeldía; y es que a mediados de los sesenta, cuando Volkswagen AG compró Auto Union GmbH a Daimler, se encargó de dejarles muy claro que no podían desarrollar ningún nuevo modelo.

No te pierdas: Todos los coches eléctricos que va a lanzar Audi

Sin embargo, Ludwig Klaus, que por aquel entonces era el director técnico de Auto Union, se hizo el sueco y decidió que había llegado el momento de dar a Audi el cariño que se merecía. Para ello, tenía que mantener la independencia de Auto Union, algo que no era fácil debido a que la fábrica de Ingolstadt estaba siendo utilizada para la fabricación del Volkswagen Beetle. 

Entonces, se le ocurrió la brillante idea de expandir la ya existente gama de vehículos de Audi hacia donde nadie lo había hecho antes… el segmento ejecutivo. Pero claro, tenía que hacerlo de una manera discreta. 

 

Audi 100 1969

 

Así es como Kraus empezó a desarrollar el Audi 100 en secreto, incluso sin el beneplácito de Volkswagen, y en 1968 se lo presentó al público, que recibió a esta berlina con gran entusiasmo. De hecho, su éxito fue tal -se vendieron 800.000 unidades de la primera serie- que la producción de la planta de Ingolstadt llegó a su límite y en 1970 tuvieron que trasladar la fabricación del coche a Neckarsulm.

Ganó el ‘Volante de Oro’ en cinco ocasiones, fue coronado como ‘Coche del año’ dos veces e incluso votado como ‘Coche del Año en el Mundo’ por la prensa especializada. Pero, ¿por qué tuvo tanto éxito el Audi 100 a finales de los sesenta? Digamos que presentó un concepto revolucionario para la época.

 

Audi 100

 

Tenía un diseño poco convencional que además le otorgaba unos buenos valores aerodinámicos, montaba el motor en posición delantera y la potencia era transmitida también al eje delantero y tenía motores no demasiado potentes ni tragones -algo fundamental en plena crisis del petróleo- , pero que debido al peso contenido del Audi 100 eran más que suficientes para moverlo con soltura. 

 

Audi 100 Coupé S: ¡mira esas curvas!

Aunque el Audi 100 fue toda una sorpresa, el más atractivo fue el Audi 100 Coupé S que se presentó en 1970. La esencia mecánica del coche era la misma entre ambos -motor en posición delantera, que en el coupé contaba con potencias comprendidas entre 112 y 116 CV en función de si llevaba carburador simple o doble, tracción delantera…- pero su estética cambiaba sustancialmente.

 

 

La zaga del Audi 100 Coupé era de estilo fastback -algo habitual en coches americanos e italianos de la época pero no en una marca como Audi- y esto le otorgaba un carácter muy particular y deportivo que, desde luego, se supo apreciar. 

 

Por esto el legado del Audi 100 continúa…

Tanto el Audi 100 como el Audi 100 Coupé fueron una revolución para los conductores de la época y para la propia compañía, que se apoyó en ellos para afianzarse en el mercado de nuevo tras una época turbulenta en la que tuvo varios padres. A partir de ellos, comenzaría a desarrollar su nueva marca hacia lo que hoy son… 

 

Audi A7 Sportback
La caída del techo del A7 es todo un homenaje al Audi 100 Coupé S

 

El Audi 100 estuvo vivo, a través de varias generaciones, hasta 1995, cuando fue sustituido por el Audi A6; por su parte, el Audi 100 Coupé S, que dejó de producirse en 1976, encontró un magnífico homenaje en el Audi A7, una berlina que con su particular caída del techo nos recuerda de dónde vienen sus genes.

Encuentra más información sobre el Audi A6 en nuestras fichas

 

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además