Pasar al contenido principal

BMW M5 E60, un guepardo sobre ruedas que alcanzó los 507 CV

mejores deportivos decada 2000 2010 superdeportivos

Su motor partía del BMW Williams de Webber y Heidfeld

Hay superdeportivos, que por su diseño, motor y características técnicas pueden presumir fácilmente de grandes potencias. A todos se nos vienen a la mente las marcas que sobrepasan sin despeinarse los 500 CV. Luego está el resto, que con un buen trabajo mecánico, se les puede asemejar. Este es el caso del BMW M5 E60: Una berlina con motor de competición.

Este guepardo de cuatro ruedas fue la versión más deportiva de la quinta generación de la Serie 5 de BMW, uno de los turismos premium más reconocidos del mundo. Y es que este aparente coche que, aparentemente podría llevar el patriarca de la familia, se escondía un propulsor procedente de la Fórmula 1, el del equipo BMW Williams (FW27), que pilotaron Mark Webber y Nick Heidfeld

Evidentemente que no desarrollaba los 960 caballos y 20.000 revoluciones por minuto, pero sí que erogaba una destacadísima potencia de 507 caballos y tenía limitada la velocidad, de manera electrónica, a 250 km/h. Unido a éste iba una caja de cambios semiautomatica SMG III de siete velocidades. 

De este coche también podemos decir que su tecnología iba acorde con su propulsor, de tal manera que montaba el launch control y disponía de hasta 11 programas para la caja de cambios automática. Se comercializó tanto con carrocería berlina como familiar.

Desde su lanzamiento en 2003 hasta la finalización de su producción en 2010, estuvo disponible con un total de ocho motores de gasolina –520i, 523i, 525i, 530i, 535i, 540i, 545i y 550i– y cuatro de ciclo diésel –520d, 525d, 530d y 535d–. Las cajas de cambios disponibles eran de seis relaciones, tanto manual como automática, salvo en el caso de nuestro M5 E6.

VIDEO

Top Gear - BMW E60 5-series review By James May

Tuvo el honor de ser el primer modelo de la compañía alemana en contar con el sistema Active Dynamic, que permitía un reparto activo del par en función de las necesidades del conductor en cada momento. Este hecho le daba un gran toque de agilidad. 

¿Te interesa? El BMW M5 cumple 50 años

También es aspecto reseñable que fue el segundo en incorporar el equipo de infoentretenimiento iDrive. Como puedes imaginar, este dispositivo supuso una auténtica revolución tecnológica, ya que, por aquel entonces, sólo estaba disponible en el BMW Serie 7.

La versión definitiva de calle vio la luz en Europa el 5 de julio de 2003. Pero en los días que corren, diecinueve años después, puedes conseguir uno de segunda mano por algo más de 25.000 euros. Sólo tienes que bucear por internet y a buen seguro que lo encuentras...

Y además

Buscador de coches