Pasar al contenido principal

Opinión: ¿qué BMW Serie 3 te interesa más?

Una gama para todas las necesidades. ¡Hay que saber elegir para no equivocarse!

coupe cabrio gran descapotable lujo

La historia del BMW Serie 3 es larga y de éxito, de eso no hay duda. Hoy, el BMW Serie 3 ofrece una gama muy completa e interesante, con carrocerías prácticamente para todos los gustos, teniendo en cuenta, por supuesto, que el BMW Serie 4 también forma parte de la misma. Claro. Ahora bien, ¿qué BMW Serie 3 te interesa más? ¿Cuál es la mejor opción? ¿Es mejor comprar un diésel o un gasolina? Ya te adelanto que si sueñas con gasolina y neumáticos gastados, tu coche es el BMW M3 de esta prueba.

 

¿Qué BMW Serie 3 elegir?

Saber qué BMW Serie 3 comprar no es sencillo y lo primero que debes hacer es tener en cuenta tus prioridades. Lo bueno es que BMW ofrece una gama completa de carrocerías para todos los gustos, ya seas un joven que busca la imagen más potente o una familia que necesita mucho espacio interior. La opción más común es la de toda la vida, el BMW Serie 3 sedán, con sus tres volúmenes y que destaca por su mix entre espacio interior, calidad y gran comportamiento dinámico, sin duda, la referencia en el segmento. A nivel de estética también es muy interesante, apostando por la continuidad de formas y una elegancia que no pasa de moda. Será la opción ideal para quien no necesite muchísimo espacio y sea un fan del concepto original del Serie 3 y de sus tres volúmenes.

 

 

Sin duda, otra de las carrocerías míticas del BMW Serie 3 que, personalmente, me parece tremendamente interesante, es el BMW Serie 3 Touring. Se trata de la versión familiar y su diseño me parece muy chulo, especialmente si lo asociamos con un acabado algo más deportivo y con un motor de seis cilindros de altas prestaciones y tracción integral. Será la opción ideal para quien quiera un concepto conservador, con una estética también clásica y con mucha historia, y necesite un extra de maletero: el maletero, con la segunda fila de asientos abatida, alcanza los 1.500 litros. ¡Casi como una furgoneta!

 

BMW Serie 3, dividiendo la gama

 

BMW decidió hace unos años modificar la nomenclatura de su gama, dividiendo al BMW Serie 3 (sedán y familiar) y al BMW Serie 4 (coupé y cabrio). Más tarde llegó el BMW Serie 3 GT, un concepto que también resulta interesante aunque se aparte algo más del concepto original del BMW Serie 3. Se trata del más grande de la gama, con 4,82 metros de largo y sin duda será la opción perfecta para aquellos que busquen mucho espacio interior. Es realmente espectacular la habitabilidad puertas adentro, especialmente en las plazas traseras y con un generoso espacio libre al techo: siempre te sientes cómodo en su interior. También destaca su maletero, el mayor de la gama, con 520 litros de capacidad ampliable hasta los 1.600 litros con la segunda fila de asientos abatida. ¡Tremendo!

 

 

Sin duda, el BMW Serie 3 GT será el coche perfecto para quien quiera la calidad BMW y un buen dinamismo sobre el asfalto pero que requiera de mucho espacio interior y un gran maletero. Ahora bien, esta versión será la menos querida por los más puristas, debido a un diseño más complejo con unas líneas que se alejan bastante de lo que tienes en mente cuando piensas en un BMW Serie 3. En este caso, las necesidades y la habitabilidad condicionan la imagen.

 

BMW Serie 4, ¡los más divertidos!

 

El BMW Serie 3 siempre ha tenido en la versión coupé y cabrio en un emblema: buen ejemplo es el BMW M3. Ahora bien, en los últimos años, con el lanzamiento del Audi A5, la marca bávara buscó diferenciar más su gama y decidió cambiarle el nombre a BMW Serie 4. Sin duda, tanto el BMW Serie 4 Coupé como la versión descapotable se colocan como las opciones más joviales, divertidas y con una imagen más distinguida. A nivel dinámico son ejemplares, pero sin perder ni un ápice de refinamiento. Si no necesitas demasiado espacio para tus viajes, no lo dudes, esta será tu mejor opción. Por algo más de dinero, puedes comprar el BMW Serie 4 Cabrio, con techo duro retráctil, que en apenas unos pocos segundos puede convertir a un elegante coupé en un descapotable muy sofisticado: ¡no te pierdas la prueba del BMW 440i Cabrio! Sin duda, uno de los BMW Serie 3 más apetecibles que puedes comprar.

 

 

Ahora bien, quizás la opción más interesante pueda ser el BMW Serie 4 Gran Coupé, un concepto novedoso de coupé con cuatro puertas, cuatro plazas reales y un maletero más que utilizable en viajes en familia. A sus mandos tienes la sensación de estar en un coche deportivo, con un gran dinamismo en curvas y una habitabilidad interior más que aceptable. No es barato pero puede suponer una opción muy interesante, especialmente si el BMW Serie 3 sedán te parece demasiado aburrido y poco exclusivo.

Y lo dicho al comienzo: si por tus venas corre gasolina y en tu cuenta corriente sobran ceros, sin duda el BMW M3 es tu mejor opción: es un coche radical, duro y explosivo, pero tremendamente emocionante. Cada vez que arranque por la mañana ese seis cilindros en línea una sonrisa aflorará en tu cara y tu día a día se convertirá en una experiencia más gratificante. Quizás para muchos pueda ser demasiado duro, mientras que su entrega de potencia es, quizás, demasiado explosiva para quienes busquen un coche equilibrado y algo más refinado. Para todos ellos, les recomiendo que opten por una versión ‘normal’, eso sí, siempre apostando por un motor de seis cilindros: ¡pocos motores hay más gratificantes como un 6L de BMW!

 

Lecturas recomendadas