Pasar al contenido principal

Desvelada la causa del accidente de Paul Walker: ¡qué descuido!

Para que luego pienses que te damos consejos en vano…

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Paul Walker

Han pasado ya cuatro años desde que se produjera y parece que ya sabemos el motivo, pues ha sido desvelada la causa del accidente de Paul Walker o al menos, una teoría que tiene un peso importante. El actor viajaba en un Porsche Carrera GT junto al propietario del vehículo Roger Rodas, que también falleció en el siniestro.

No te pierdas: Paul Walker aún da 'guerra': ¿qué os creíais?

El deportivo en el que circulaban era un Porsche de segunda mano con unos 5.500 km recorridos. El problema es que el coche tenía nueve años… y sus neumáticos también: ¡una auténtica locura! Hasta la saciedad se repite la importancia de llevar los neumáticos en buen estado, por eso resulta inverosímil esta afirmación hecha pública por ‘The Drive’.

Siendo auténticos ‘petrolheads’, ¿cómo nadie fue capaz de darse cuenta de que llevar las gomas en mal estado en un coche tan prestacional era jugar con fuego? Es cierto que los coches de coleccionista suelen circular en muy pocas ocasiones y quizá este fue uno de los principales motivos, pero invertir en neumáticos no creo que fuera un problema para ellos.

 

 

Pero como habrás comprobado, llevar los neumáticos en mal estado puede ser peligrosisímo, estemos hablando o no de coches nuevos, y se puede pagar con algo tan caro como la vida, como les pasó a Paul Walker y Roger Rodas, que tan solo salieron a dar una vuelta a la manzana… 

Dar a los neumáticos el valor que tienen es vital y conducir con unos de nueve años supone una grave imprudencia. ¿Crees que este fue uno de los principales motivos por los que Rodas perdió el control del deportivo alemán y acabó estrellándose contra un árbol? Sin duda, tiene mucho sentido… 

Lecturas recomendadas