Pasar al contenido principal

Paul Walker aún 'da guerra': ¿qué os creíais?

Parece que la batalla legal llega a su fin...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Paul Walker

La hija de Paul Walker (el malogrado protagonista de la saga Fast and Furious) ha llegado a un acuerdo con Porsche: la marca pondrá una determinada cantidad de dinero y ella retirará la demanda por negligencia.

Hagamos memoria: el actor falleció en un accidente de trafico en 2013. Se encontraba en un vehículo de la marca alemana (aquí tienes todos los coches de Paul Walker), si bien al volante estaba su amigo Roger Rodas. Éste, al parecer, perdió el control del automóvil, que se salió de la carretera y chocó contra un árbol. Ambos murieron.

Dos años más tarde, Meadow Walker, hija del artista, puso una demanda contra Porsche asegurando que su padre sobrevivió al golpe y falleció a consecuencia de las llamas que envolvieron el vehículo, de las que su progenitor no pudo escapar al no ser posible soltar su cinturón de seguridad.

En la documentación presentada ante el juez, Meadow asegura que Porsche estaba al tanto de los “problemas de inestabilidad y control” del Carrera GT. Sin embargo, la Justicia ya exoneró a la marca de cualquier responsabilidad en la muerte de Paul Walker.

Aun así, su hija ha continuado la batalla legal, que termina ahora, con este acuerdo económico.

Lecturas recomendadas