Pasar al contenido principal

Los coches del Rey Felipe VI en su 50º cumpleaños

Medio siglo del actual monarca a través de sus preferencias rodantes. Muchas felicidades.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Lexus 450h Rey Felipe

Con la excusa de que hoy cumple 50 años, vamos a echarle un ojo a los coches del Rey Felipe VI. Te abriremos las puertas del garaje del Palacio de la Zarzuela para repasar desde su primer vehículo cuando era el Príncipe de España, hasta los actuales, ya como monarca. Eso sin olvidarnos de un juguete muy especial que recibió siendo un niño: un Seat 600 customizado. La pasión por el motor heredada de su padre, aunque con preferencias más discretas que las de su progenitor, hizo que con apenas seis años ya condujera un kart. Desde que cumplió la mayoría de edad, hasta hoy se ha puesto al volante de infinidad de modelos de Seat, Volvo, Audi, MercedesBMW y Ford, entre otros, que han dormido en las dependencias Reales. Vamos a conocerlos.

 

Un Seat 600 muuuuy especial

Uno de los coches del Rey Felipe VI más raritos y especiales es un Seat 600 transformado en una especie de buggy. El 'engendro' se elaboró en exclusiva para él cuando tenía unos pocos años. Como nos parece realmente incalificable el resultado estético del bicho, mejor mira el vídeo que te hemos preparado debajo de estas líneas y opina tú mismo. 

 

 

Seat Ibiza 1.5, su primer coche

El  primero de los coches del Rey Felipe que condujo fue un Seat Ibiza 1.5 SXI con 110 caballos. Se lo regaló su padre, el entonces soberano de España, Juan Carlos I, al cumplir la mayoría de edad en 1986. El vehículo era (y es) de color champán y tapicería beige. Incorporaba auténticas novedades tecnológicas para la época, como aire acondicionado, dirección asistida y cinturones de seguridad en las plazas traseras.

 

Los coches del Rey Felipe: Ibiza del 86

          Foto: Cortesía ABE

 

Además, el habitáculo se construyó a medida teniendo en cuenta la (gran) altura del Heredero de la Corona. Ya en el exterior, incorporaba un alerón trasero y los pasos de rueda ensanchados procedentes de un kit holandés del Seat Bolero, así como un faldón 'aerodinámico' con antinieblas. El encargo tan especial lo desarrolló el Departamento Técnico de la fábrica en Martorell.

 

Volvo 480, uno de los favoritos 

En torno a 1988, los coches del Rey Felipe VI recibieron a un segundo miembro Real. Se trataba de un Volvo 480 ES Coupé de color rojo y 110 caballos, cuyos faros delanteros escamoteables resultaron toda una sensación en el siglo pasado. El modelo sueco que estaba considerado un producto bastante pijillo, lo condujo el entonces Príncipe hasta 1988. Por cierto, siempre estuvo entre sus vehículos favoritos.

 

Volvo del Rey Felipe

          Foto: Cortesía ABE

 

Modelos más 'maduros'

Los coches del Rey Felipe, a medida que éste ha ido cumpliendo años, se han ido adaptando a sus nuevas necesidades familiares y obligaciones institucionales. Fruto de ello, ha empleado una larga lista de automóviles entre los que están el BMW Serie 7, Mercedes Clase S, Ford C-Max, Seat León ST,  Seat Alhambra, Audi RS6 Avant, etc.

 

El RS6 del Rey

         Foto: Cortesía ABE

 

Más recientemente se le ha visto al volante de un Lexus RX450h con la Reina Letizia y sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía. No obstante, nosotros nos quedaríamos con su última adquisición: Audi RS6 Sedán. Este lobo con piel de cordero cuenta con un motor 5.0 TFSi V10 y 579 purasangre, tracción total y caja automática Tiptronic. ¡Casi nada!

Esperamos que te haya gustado este post de los coches del Rey Felipe, a quien le deseamos muchas felicidades. No se cumplen todos los días medio siglo.

 

Imagen portada:  DY5W-sport vía Wikimedia Commons

 

 

Lecturas recomendadas