Pasar al contenido principal

Los coches de Steven Tyler, líder de Aerosmith: ¡qué heavy!

El marchoso (casi) septuagenario se lo monta de lujo en el tema automovilístico... y en otros muchos, también.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Ya se sabe que los rockeros nunca mueren. Y si no, que se lo pregunten a los coches de Steven Tyler, líder de Aerosmith. Solo hay que ver los pedazo pepinos que gasta el amigo para comprender que esa frase no es solo un tópico, sino una realidad tangible.

A sus casi 70 castañas está hecho un 'chaval' conduciendo sus joyas rodantes, similares a las de Brian Johnson, vocalista de AC/DCNick Mason, batería de Pink Floyd o el mismísimo Chuck Berry.

Otra prueba de esa longevidad artística y personal, viene de la mano de su nueva novia Aimme, ¡cuarenta años! más joven que él. Pero como lo nuestro es el tema del motor y no el del corazón, dejamos esas cuestiones sentimentales (casi) aparcadas.

Porque podemos decirte que tanto las mujeres como los vehículos de lujo han sido y siguen siendo dos de las grandes pasiones del cantante neoyorquino. De hecho, ha coleccionado casi tantos deportivos de lujo como conquistas amorosas. Y éso es muuuucho decir, amigo.

 

 

Sin duda alguna, la relación más 'estable' que Steven Tyler ha mantenido durante su vida personal y profesional ha sido con los vehículos. Tanto es así que en la mayoría de los vídeos de sus canciones casi siempre aparecen hermosas criaturas automovilísticas... y antropomorfas. 

Y es que el artista del Bronx, superviviente a sí mismo y sus excesos, amontona en sus mansiones en Los Angeles, Hawaii y Nueva York, piezas únicas como si fueran pares de zapatos.

Pero no sufras por el colega, que posee una fortuna de unos 130 milloncillos de dólares que le permiten pagar los seguros a todo riesgo.

 

Tayler y su Hennessey Venom GT Spyder

 

Uno de sus bugas más admirados es este exclusivísimo -fue el primero que se fabricó- Hennessey Venom GT Spyder. El padre de Liv se puso en contacto con el señor Hennessey porque quería que le diseñaran un cabrio partiendo de la versión cupé de ese carrazo.

Y claro, ¿quién puede negarse a los deseos de una leyenda de la música así? Fue dicho y hecho. El 'melenas' soltó una leña, 1,1 milloncejos de dólares como si nada, y se lo llevó a casa.

 

Mirada andrógina deTyler en su Hennessey

 

Sobre esta maravilla te podríamos hablar del hipódromo que guarda bajo el capó -1.244 C,V,-, de su velocidad máxima, -435 km/h-, etc. Va, mejor prepara el babero y admíralo en unas cuantas instantáneas y vídeos que te ofrecemos solo para ti.

Otro de los coches de Steven Tyler que más le molan se llama Panoz AIV Roadster, casi tan especialito  y raro como su dueño. Sí, también este es un modelo a 'cielo abierto'. 

 

El Panoz AIV Roadster de Tyler

 

Para los días más 'proletarios', esos en los que se dedica a pasearse con su chica por Rodeo Drive, prefiere un Porsche 911 Turbo Cabrio. Mira que le flipan los descapotables al yayete marchoso. No hay mejor carrocería para dejarse ver, y ya puestos, para disfrutar por las carreteras de Malibú de la brisa del Pacífico.

 

El 'Nueve Once' de Tyler y su churri, una gran pareja

 

Como buen patriota, el Sr. Tayler también se ha dejado seducir por auténticos clásicos estadounidenses. Para muestra, un botón -musculado- bajo estas líneas.

 

Tyler junto a un muscle car americano

 

Y claro, una estrella de la canción no sería lo mismo si no se dirigiera a la multitud desde alguno de sus mastodónticos todoterreno de lunas tintadas. Desde ahí arriba el mundo se debe ver de otra manera.

 

Tyler firmando autógrafos

 

Para finalizar, queremos recordarte que si te has quedado con ganas de ver más imágenes de los coches de Steven Tyler, pásate por nuestra galería. 

 

 

Lecturas recomendadas