¿Un Ford Mustang de cuatro puertas?

Boceto de un Ford Mustang de cuatro puertas

Gustavo López Sirvent

- Actualizado:

La idea de crear un muscle car de cuatro puertas no es nueva, ya que en 2020 el preparador RSK Designs produjo uno así y en 2022 la propia compañía estadounidense lanzó un boceto como el que ves en la fotografía de apertura. Todo esto llega porque el CEO de la firma, Jim Farley, abrió la posibilidad a la llegada de un coche así.

El CEO de Ford, Jim Farley, dejó entrever en Autocar una noticia que puede sonar a sacrilegio (o no), ya que dejó entrever que se podría ampliar las versiones del Mustang con una opción de cuatro puertas: "¿Podríamos hacer otras formas de carrocería del Mustang, una de cuatro puertas o lo que sea? Creo que sí, siempre y cuando estos modelos tengan todo el rendimiento y la actitud del original". 

La opción de que este mítico vehículo pueda convertirse en un cuatro puertas no es novedad, puesto que el modificador RSK Designs lanzó ese modelo en 2022. Posteriormente, dos años después, la compañía estadounidense publicó un boceto con el posible diseño que tendría el Ford Mustang de séptima generación con dos puertas adicionales. 

Ahora, en 2024, ese bosquejo vuelve a tener forma tras las declaraciones del jefe de la firma del óvalo. Christopher Stevens fue el encargado del diseño de aquellos dibujos que podrían ser una realidad en los próximos años. “En nuestro mejor momento, somos una empresa irreverente. Necesitamos seguir haciendo derivados que sorprendan a la gente”, indicó Farley.

A tenor de lo que ya se ha podido ver sobre este hipotético modelo en fotografías o en el citado bosquejo, vendría a competir con el Porsche Panamera, el Audi RS7 Sportback o el BMW M5, entre otras unidades englobadas en el exigente segmento E. A la espera que se haga realidad, o no, que quede sólo comparativa.

Larga vida al motor V8 

Donde no se espera que haya herejía es en la versión original del Mustang. Esa que ha creado religión y que, según dijo Farley, seguirá siendo de gasolina, con su V8 de 5.0 litros y sus 450 CV de potencia. Dejando de lado el ya existente Mach E como variante eléctrica, el CEO de la marca señaló: “Una cosa que puedo prometer es que nunca fabricaremos un Mustang totalmente eléctrico".

Precisamente el propulsor V8 también fue objeto de análisis del ejecutivo de la marca de Detroit, del que comentó que todavía sigue teniendo largo recorrido. "Mientras Dios y los políticos nos lo permitan”, apuntó. A pesar de lo dicho, Farley incidió en que no se descarta la presencia de una tecnología híbrida en futuras versiones del Mustang: 

“Hemos estado realizando pruebas y realmente creemos que los sistemas de propulsión eléctricos parciales funcionan bien para los conductores que buscan altas prestaciones", aseveró.

No se quedó ahí, el CEO de la compañía americana, ya que citó a otros fabricantes de los que dijo no quiere seguir su ejemplo. “Miro a otros usuarios de energía puramente eléctrica, como la Fórmula E, e incluso empresas como Rimac, y no creo que eso sea lo correcto para el Mustang. Genial para otros Ford (mira el éxito mundial de la Transit), pero no para el Mustang”.

Respecto al Mustang GTD de 800 CV de potencia, que hace escasas fechas se probó en el circuito Nürburgring, manifestó que no será el último y que continuarán avanzando para que se pueda mejorar. "No nos detendremos en el GTD".