Pasar al contenido principal

Mazda prepara un motor gasolina tan limpio como un eléctrico

Una vuelta de tuerca tecnológica

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Motores Mazda

Llega un motor SKYACTIV gasolina de Mazda tan eficiente como un eléctrico. Con esta afirmación podrías pensar que nos hemos equivocamos pero ésta es la conclusión que se obtiene tras las declaraciones del jefe de ingenieros de motores de la marca, Mitsuo Hitomi, a AutoNews.

No te pierdas Viaje al centro I+D de Mazda

Tras la llegada en 2011 de la tecnología SKYACTIV-G, los ingenieros no han cesado en su trabajo de rebajar tanto los consumos como las emisiones de gases contaminantes y, como ya te contamos, con la cercana llegada de una nueva generación SKYACTIV-X que será introducida en el Mazda3, es factible pensar en una revolución de los motores de gasolina más allá de los coches híbridos.

La clave estaría en reducir la obligada generación de calor en la combustión del carburante. Si bien éste ha sido uno de los puntos que ha centrado la atención en el estudio del mayor y mejor aprovechamiento energético desde siempre, el uso de esta energía térmica o bien su reducción, podría favorecer una menor producción de dióxido de carbono.

Lógicamente estarás pensando desde el principio en cómo se puede asegurar que un motor de gasolina produzca tanto gas contaminante como el de un coche eléctrico si estos nos generan gases y no, no los generan en cuanto a que sus motores no queman combustibles fósiles pero Mazda ha calculado lo que sí se produce cuando se transforma en la propia energía eléctrica en centrales aún alimentadas por energías no renovables como el carbón o el gasóleo.

Actualmente, aunque el uso de la energía eléctrica se destine a máquinas o sistemas que sustituyan los motores de los que dependemos desde hace siglos, la producción de la energía eléctrica mantiene una dependencia significativa de, entre otros, los hidrocarburos.

Emisiones contenidas

El CO2 y otros gases derivados de la combustión del petróleo, son un grave problema medioambiental y, por lo tanto de salud. La reducción drástica de ellos es imposible por tecnología y por cuestiones económicas por lo que la progresiva reducción de estos ha de ser paulatina.

Los futuros motores de Mazda SKYACTIV podrían marcar unas tasas de gases generados directamente de la combustión de la gasolina mejores que los que se reciben del uso de electricidad, producida a partir de los hidrocarburos, usada por vehículos eléctricos.

Así, noticias como la que hoy protagonizan los futuros motores de Mazda, dan fe de que, tecnológicamente, es innegable que el sector automovilístico está trabajando duramente en cuanto a su sensibilización e implicación ante un problema global que hay que aplacar cuanto antes.

Lecturas recomendadas