Pasar al contenido principal

Una conductora prende fuego a su coche porque se averió

La ira fue el mejor combustible de esta 'quemada' de la vida

Imagen de perfil de Javier Prieto
Quema su Ford Taurus porque se averió

¿Quién no se ha cabreado después de que le estropeara el coche? Vale, eso es una cosa y otra muy distinta lo que hizo la propietaria de un Ford Taurus en Lancaster, Pelsilvania. Amanda B Silliman, una señorita de 36 años se enfadó mucho porque no funcionaba su vehículo. Y no se la ocurrió mejor idea para descargar su ira que rociar una camiseta con perfume e introducirla por la entrada del depósito de combustible del mismo. Posteriormente, ¡lo prendió fuego!. Sí, sí, como lo oyes. Quemó su propio buga. Evidentemente, esa irresponsable reacción provocó un incendio que obligó a la rápida intervención de una dotación de bomberos. También se personó en el 'lugar de autos' un agente de policía que la preguntó por lo sucedido. Amanda reconoció ser la autora de los incendiarios hechos y confesó que se había enfadado porque su Ford Taurus del 2002 se había averiado. Por cierto, la pirómana ocasional ha sido acusada de conducta delictiva y de posesión de materiales incendiarios. Esperemos que la condena que reciba la sirva para no volver a convertir en una barbacoa su propio automóvil.

Lecturas recomendadas