Pasar al contenido principal

Recibe 10 multas de velocidad... con el coche aparcado

Es tronchante. Salvo para la víctima, claro...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Radar

¿Te parece injusto que en la nueva Ley de Tráfico 2018 se le haya dado más importancia a reducir la velocidad de las secundarias y a ampliar el número de radares que a mejorar el estado de las carreteras? No lo has pensado bien: un tipo en Estados Unidos ha recibido 10 multas de velocidad... con su coche aparcado. Eso es injusticia. Lo nuestro, un juego de niños. Y, para que no te pase nada parecido, aquí tienes cinco multas que pueden ponerte con el coche parado.

No te pierdas: los 25 radares que más multan en España

Por muy poco verosímil que te suene la historia, es totalmente real: ha sucedido en Nueva Orleans -Luisiana, Estados Unidos- donde, según parece, un ciudadano con muy mala suerte llamado Donald Schultz ha recibido al menos 10 notificaciones por haber infringido los límites de velocidad de su calle... mientras su Nissan Navara -bautizado allí como Frontier- estaba aparcado plácidamente en la entrada de su vivienda. ¿La trampa? Hay un radar colocado justo frente a su casa para sancionar a los vehículos que superan los 55 km/h en la vía. Que por error siempre termina leyendo la matrícula de nuestro desgraciado protagonista. 

 

VÍDEO: ¿sabes cómo actuar si te da el ‘alto’ la Guardia Civil?

 

"Ha ocurrido tantas veces que incluso tenía el teléfono de una persona que trabajaba en el departamento de tráfico del Ayuntamiento de Nueva Orleans para poder anular las sanciones sin tener que presentarme en las oficinas", declara el bueno de Donald. "El problema cesó durante un tiempo gracias a que la cámara cambió de posición... pero desde hace un mes vuelve a estar en el mismo lugar de siempre y ya he recibido dos notificaciones nuevas". 

El verdadero margen de error de los radares

¿Qué te parece el problemón de nuestro colega Schultz? Aunque pueda resultar cómico, el hecho de haber recibido 10 multas de velocidad con el coche aparcado pone de manifiesto la clara intención recaudatoria de la cámara colocada en su calle, dado que cada sanción pasa primero por las manos de un técnico del consistorio y después por las de un agente de la Policía -aquí los mejores coches patrulla del mundo-. Sí, a todo el mundo puede pasársele por alto algo de vez en cuando. Pero no diez veces seguidas. ¿Te sigue haciendo gracia? Piensa en los nuevos e indetectables radares Velolaser comprados por la Guardia Civil de Tráfico -¿sabes qué coches son un imán para nuestros agentes?-. Y borra esa mueca de burla de tu cara. Eso es. 

 

 

Espero que ahora ese radar colocado en mitad de una kilométrica recta con buena visibilidad, cuatro carriles por sentido y en plena bajada no te indigne tanto. Hay gente que lo tiene peor aún (o que recibe una de las multas más caras). ¿No te consuela? A mí tampoco... ¡ay!

 

Lecturas recomendadas