Pasar al contenido principal

Los récords de tiempos en Nürburgring ¿son necesarios?

Alguien puso cordura a los récords de tiempo en Nürburgring

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Actualizado
Hyundai i30N

Todos hemos disfrutado de esas on board que te sitúan en el habitáculo de un coche que difícilmente conducirás. La locura de los tiempos en el circuito de Nürburgring ha llegado a cotas irreales.

Mirar de reojo o con prismáticos desde la torre del castillo de Nürburg el crono que para el vecino de al lado ha supuesto una continua batalla entre marcas. Eso está bien para el sano estado de los coches que hacen mariposillas en nuestro estómago, mal para los que memorizan los tiempos marcados ya que, cada semana, aparece un nuevo récord.

Parece que la voz discordante en el sector y azote contra los récords, Albert Biermann, responsable de Departamento de desarrollo de los vehículos de altas prestaciones de Hyundai (y ex del todopoderoso preparador M de BMW) sigue manteniendo su postura en contra de la lista de tiempos en Nürburgring.

No te pierdas nuestra prueba del Hyundai i30N

En primer lugar, ya que para conseguir que los tiempos en el Circuito de Nürburgring salgan como una marca quiere ha de involucrarse una ingente cantidad de personal, tiempo y esto conlleva un dinero poco justificable en marcas como la coreana.

Otro motivo es que, el Infierno verde, posee unas características poco replicables en otros circuitos pero menos aun en carreteras convencionales donde los coches que se someten a esa "inquisición" automovilística poco o nada tienen que ver. Pilotos profesionales entrenados y no con una consola, vehículos con kits aerodinámicos, suspensiones con tarados específicos, neumáticos desarrollados para la ocasión o frenos de compuestos a integrar la tabla periódica "trucan" estos tiempos que jamás podrás marcar con el supuesto mismo coche que has comprado tras ver que hacía el récord de la semana en el Ring.

En declaraciones a nuestros compañeros británicos de Top Gear, Albert Biermann reconoce que se está perdiendo el placer de conducir, que en el desarrollo de los modelos Hyundai H, lo que se busca es que haya un equilibrio entre la razón y el corazón, entre la adrenalina y la efectividad. 

No niega el beneficio del uso de pistas como la alemana, donde Hyundai N tiene su sede. “Nos interesa probar y desarrollar el i30N, no conseguir tiempos récords.” afirma porque “Usamos nuestro magnífico tunel del viento en Corea pero probamos su uso real aquí (en Nürburgring) sobre Flugplatz o Swedenkreuz. En las curvas donde necesitas valor, necesitamos un coche seguro y estable. Así es la filosofía del i30N. ¡Y no me importan los tiempos por vuelta!”

Hyundai i30N

La apuesta de Hyundai

Y es que Biermann, que se estrenó con el Hyundai i30 N busca un disfrute puro y duro, de olvidarse de un maldito reloj que, si ya nos condena a unos horarios diarios, deberías olvidar al entrar al circuito, sea el alemán o el que te quede más cerca de casa. Quiere que, el que se siente frente al volante, sienta la verdadera esencia de lo que la denominación Hyundai N debería arrojar, no con el placer o el sufrimiento por quedar por encima o por debajo de unos números separados con puntos y comas.

El propio Biermann apuesta por un uso de un coche real como el nuevo Hyundai Veloster 2018, mejorado hasta donde cualquiera comprador reciba el mismo trato y donde el conductor sea el artífice de exprimir lo mejor del coche, donde sienta lo que son capaces de hacer los Hyundai N y no la medalla de una tabla que poco tardará en actualizarse.

Tienes la información sobre el Hyundai i30N en nuestra sección de fichas

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear