Pasar al contenido principal

Toyota retira a sus vehículos autónomos de prueba en EE.UU.

De forma preventiva.

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Coche autónomo Lexus

Hasta nuevo aviso, Toyota ha decidido retirar sus coches autónomos de las calles de las ciudades en Ann Arbor, Michigan, y San Francisco, California, donde estaban realizando los test.

Tras el primer atropello mortal por parte de un vehículo autónomo ocurrido el domingo en el cual una mujer falleció tras ser embestida por un Volvo desarrollado por Uber, el fabricante japonés y su submarca Lexus, han decidido retirar de la circulación los coches que tenían en fase de pruebas por las calles estadounidenses.

Vídeo: los momentos previos del atropello mortal

La medida se ha tomado de forma preventiva para reevaluar la situación y, desde Toyota y Lexus se advierte de que no hay ningún tipo de problemas con sus coches, solo que "hemos decidido dar unos días libres a los equipos de trabajo".

Si bien es cierto que los japoneses prueban sus vehículos conducidos de forma autónoma, los coches están ocupados por ingenieros y personal de la marca con el fin de supervisar in situ la actividad de los mismos.

Otras marcas que están llevando a cabo las mismas actividades de desarrollo de sus futuros modelos autónomos, han manifestado que no tomarán ninguna acción, por el momento y que, la fase de pruebas, sigue su marcha aún a pesar del fatal accidente y de la decisión de Toyota/Lexus.

En este grupo se encuentra General Motors quien, según las declaraciones que recoge el diario The New York Times, sigue con sus fases de experimentación que permitan comercializar su primer coche autónomo, el Cruise AV, al final del próximo año 2019 y, por otro lado, Ford, que tiene en 2021 el año de venta de su vehículo autopilotado.

La confianza en el coche autónomo

Ayer mismo recogíamos un estudio estadístico en el que se planteaba la confianza en el coche autónomo y, de 1.250 personas, la mitad de los encuestados reconocía no confiar en ellos, fundamentalmente por inseguridad y desconocimiento ante su funcionamiento.

Abogábamos por una mayor preparación del usuario o del futuro cliente en cuanto a estos coches nuevos con el fin de generar mayor confianza por parte del consumidor. Acciones como la de Toyota invitan a pensar en que, un replanteamiento de la inclusión de los vehículos previa demostración de sus características y cualidades.

Lecturas recomendadas