Pasar al contenido principal

Vídeo: Un conductor, detenido por saltarse ¡26 veces! varios peajes

Un listo al que le han echado el guante.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Detenido por saltarse 26 veces el peaje

Los Mozos de Escuadra han detenido el pasado lunes al conductor de una furgoneta por presuntamente saltarse 26 veces varios peajes y romper al menos tres barreras en Cataluña. 

El prota de la morosa historia, un ciudadano español de 39 años vecino de Sant Celoni (Barcelona), fue arrestado por miembros de la policía autónoma catalana en Manresa. Su compañera de viaje, una Renault Kangoo 

Se le acusa de un delito de estafa que asciende a 400 euros por no abonar supuestamente la tarifa del peaje y otro de daños cuantificados en 1.100 euros tras causar presuntamente desperfectos en las barreras de la autovía C-16.

 

 

Pues este rey del sinpa sobre ruedas se ha caído con el equipo completo. Va a tener que pagar con creces la fiesta y además hacer frente a los cargos que pesan sobre él. 

Las pesquisas policiales comenzaron a principios de mayo tras las denuncias presentadas por varias empresas concesionarias de autopistas de peaje. Entre ellas estaban la AP-7, la C-33 y la C-16, cuyos responsables declararon que una furgoneta blanca se saltaba reiteradamente sus peajes.

Según ha trascendido, no contento con dicha actuación, el infractor se habría llevado por delante en tres ocasiones la barrera del peaje de la autopista C16, situado en Castellbell i el Vilar.

Al parecer, las cámaras de seguridad de dicha empresa habrían captado imágenes de la furgoneta blanca pasándose la zona de pago tras romper la barrera allí situada.

Las pesquisas policiales apuntan que entre el 25 mayo de 2017 y el de 22 de ese mismo mes de 2018, la furgoneta blanca transitó por el lugar de 'autos' en 26 ocasiones. Para no pagar, pasaba muy próximo al vehículo que le precedía el cual sí había cumplido con su obligación pecuniaria. 

El individuo, que tiene antecedentes, ha quedado en libertad con cargos, mientras que llega la hora de saldar las cuentas pendientes con la justicia. Y con ella, no hay sinpas que valgan porque esas deudas se apoquinan (casi) siempre.

 

 

Lecturas recomendadas