Pasar al contenido principal

Vídeo: ¿puede un Tesla Model S hacer drifting? Hell yeah!

"Todos los eléctricos son aburridos". Ajá.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
¿Puede un Tesla Model S hacer drifting?

A estas alturas no creo que deba explicarte nada sobre el aparato que protagoniza el vídeo que verás a continuación... que ha conseguido darle al universo del coche eléctrico la vida que éste necesitaba para que el público empezara a verlos con otros ojos. ¿Creías que era imposible hacer drifting con un Tesla Model S? Error. Y aquí traigo la deliciosa prueba que lo demuestra: 

 

 

Sé que ahora mismo estás flipando... y no es para menos: aunque tras hacer la prueba del Model S 100D que te conté hace ya algunos meses me quedó muy claro que este tipo de vehículos pueden dar mucho juego -y eso sin haber podido probar el modo Ludricrous porque no tenía entre manos la versión más salvaje- y, en cuando firmas como Porsche pongan sobre el asfalto modelos como el Mission E, pronto el principal escollo del artefacto de Elon Musk quedaría reducido a cenizas. ¿Ha resuelto Tesla el problema de la autonomía en los coches eléctricos? Sí. Pero todavía no transmiten todo lo que deberían. Todavía. 

En el vídeo que hay en este artículo puedes ver a Nobuteru Taniguchi -piloto japonés especializado en competiciones en pista- haciendo el animal a base de bien a lomos de un Tesla Model S... con una magistral clase de drifting digna de elogio. Y no sólo porque todos nos hayamos frotado los ojos al observar a un modelo eléctrico haciendo patinar sus ruedas como si lo fueran a prohibir, no: fundamentalmente nos ha dejado con la mandíbula en el suelo la facilidad con la que lidia con las dos toneladas que pesa el juguetito por culpa de su generoso paquete de baterías. 

 

VÍDEO: ¿sabes cómo funciona el modo Ludicrous de Tesla?

 

Ahora mismo quieres probar un cacharro de Tesla. Yo me conformaría con el Roadster. Sí, ese que promete completar el 0-100 en 1,9 segundos con una punta que sobrepasará holgadamente los 400 km/h... y casi 1.000 kilómetros de autonomía. ¿No te llama la atención? No hay problema: me lo quedo yo.

Lecturas recomendadas