Pasar al contenido principal

Opinión: ¿es Tesla la solución al problema de autonomía del coche eléctrico?

¿Oyes eso? Se acercan los cuñados... masticando palillos de dientes.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Tesla Model S en un Supercargador

Sé que una horda de haters querrá lanzarse a mi cuello cuando lean lo que estoy a punto de escribir, pero es un hecho: la movilidad del futuro será eléctrica y ya está aquí. Y sí, te aseguro que soy tan petrolhead como tú y me he negado durante mucho tiempo a aceptarlo... hasta que he podido probar una de las alternativas más interesantes que existen en este floreciente mercado. ¿Es Tesla la solución al problema de autonomía del coche eléctrico? La respuesta es sí. Sin peros. Ni excusas. 

Vale, ahora es cuando, llevado o llevada por el escepticismo más radical, te partes de risa al pensar en cómo podría cargar una persona normal un vehículo de estas características en su casa si vive en un modesto bloque de pisos de una localidad de la periferia. Como yo. Y lamento decirte que pese a mi inicial y lógico miedo al recibir el encargo de probar un Model S durante unos días hace algunas semanas -podrás leer su prueba próximamente en nuestra revista-, pronto pude comprobar cómo la resistencia al cambio tan propia del ser humano había cegado mi visión de las cosas. 

 

VÍDEO: así funciona el modo Ludicrous de Tesla

 

La gama de Tesla está compuesta en este momento de dos modelos que, siendo completamente sincero, no resultan precisamente baratos: el Model S y el Model X. Vale, sí: un precio de partida de 91.300 euros en el primer caso y de 91.550 en el segundo no los hacen alternativas económicas a sus homólogos de combustión... pero ninguno de sus rivales pueden ni siquiera soñar con la suavidad de funcionamiento que pueden ofrecer en movimiento ni las risas que podrías echarte al humillar en cualquier semáforo a algún iluminado con su coche-imán para la Guardia Civil de Tráfico. Y todo eso con una autonomía de entre 417 y 632 kilómetros en función de la variante escogida. 

¡Atención! Tesla quiere cargar sus baterías aún más rápido... ¡cambiándolas!

¿Significa eso que Tesla es la solución al problema de autonomía del coche eléctrico? Aunque ya he respondido esta cuestión al comienzo del artículo, no puedo evitar volver a afirmar que... sí. Y no sólo porque ofrezcan una brutal cantidad de kilómetros a recorrer con una carga completa, sino porque ésta, si es llevada a cabo en algún punto de su red de Supercargadores, puede realizarse en apenas una hora y media. Con un 80% de la capacidad lista en 20 minutos. Y no, no hablo con las cifras oficiales en la mano: durante la prueba que hice del coche un colega muy loco y yo nos fuimos hasta Tordesillas a comprobarlo de primera mano. Y nos quedamos acongojados. Y si no te pilla cerca ninguno, seguramente tengas a mano algún punto en algún centro comercial, hotel o restaurante. En serio.

Venga, ahora centrémonos en el último argumento de los cuñados -aquí sus consejos para comprar coche nuevo-: el precio. Como ya he indicado anteriormente, el coste de adquisición de un Tesla -que ya puedes comprar en su primer concesionario en España- no puede calificarse de un regalo. Pero eso pronto cambiará... si la Unión Europea no destroza a base de aranceles el atractivo precio del inminente Model 3: 35.000 dólares en Estados Unidos. Con una autonomía de 353 kilómetros, un 0-100 en 5,6 segundos y una punta de 210 km/h. Cifras que pueden convertirse en 500, 5,1 y 225 si optas por la variante Long Range. Sí, eso quiere decir que el nuevo compacto de la empresa de Elon Musk podría tener el precio de la versión GTD del Volkswagen Golf 2017. Pero necesitando dos segundos menos para alcanzar los 100 kilómetros por hora. 

 

 

Pero no creas que me he vuelto loco: por el momento los coches eléctricos -aquí los mejores para 2017- siguen siendo poco inspiradores a la hora de lanzarse a devorar curvas en una carretera de montaña... aunque todo eso cambiará, muy presumiblemente, dentro de un par de años. Cuando los de Stuttgart presenten al mercado su nuevo Porsche Mission E. Tesla ya ha solucionado el problema de autonomía del coche eléctrico. Ahora es el turno de que los alemanes solucionen... todo lo demás. 

Lecturas recomendadas