Pasar al contenido principal

Los semáforos en los cruces podrían ser pronto cosa del pasado

¿Aterrador o esperanzador?

Imagen de perfil de Javier Leceta
Cruce sin semáforos Ford

A nadie le gusta quedarse parado en un semáforo en rojo, especialmente cuando no hay tráfico en la otra dirección. Tras concluir que los conductores pasan una media de dos días al año esperando en los semáforos cada año, Ford ha decidido investigar varias fórmulas para eliminarlos por completo. Una idea que parece buena y aterradora al mismo tiempo: simplemente tienes que ver el vídeo para apreciar lo cerca que pasan los coches unos de otros en los cruces. ¿Buena idea o temeridad?

El sistema, bautizado como Intersection Priority Management (IMP) -algo así como Gestión de la Prioridad en los Cruces-, emplea la comunicación entre vehículos para coordinar su paso por las intersecciones. Así, cuando dos coches se aproximan al mismo cruce, el sistema muestra la velocidad ideal para que ambos puedan pasar sin golpearse.

 

 

Gracias a esta tecnología, los tiempos de espera en los cruces podrían acabarse. Ford señala que, además de este ahorro de tiempo, su sistema podría ahorrar combustible e incrementar la seguridad en el tráfico, ya que cerca del 60% de los accidentes se producen en los cruces.

No te pierdas: ¿Son los coches autónomos demasiado peligrosos todavía?

Aunque a priori la tecnología puede parecer un tanto temeraria, el fabricante automovilístico ha señalado que la idea se les ocurrió al ver cómo las personas negocian su trayectoria cuando caminan en aglomeraciones. Según Ford, la gente disminuye el ritmo o lo acelera para evitar chocar con otros, pero nunca dejan de moverse. Aunque, claro, las consecuencias de cuando dos personas chocan son bastante menos graves que cuando lo hacen dos vehículos…

En principio, este sistema está diseñado para vehículos conducidos por personas, aunque la marca del óvalo señala que también es válido para coches autónomos. Probablemente esta última sea la opción más segura, ya que en el primer caso el éxito de la tecnología depende de que los conductores lean el cuadro de instrumentos y sigan las instrucciones del coche. Demasiada confianza en el imperfecto humano, ¿no crees?

El sistema IMP ha sido mostrado esta semana en Milton Keynes como parte del programa Autodrive del Reino Unido, destinado a "trasladar las tecnologías de la conducción autónoma y del coche conectado del circuito de pruebas a las calles".

¿Se acabarán las eternas esperas y los pitidos en los semáforos? Ver para creer..
 
 

Lecturas recomendadas