Pasar al contenido principal

¿Qué tipo de vehículo híbrido puedo comprar?

Dos grandes grupos con variables

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Bentley Bentayga híbrido

Para poder elegir qué vehículo híbrido interesa más a la hora de comprar un coche nuevo, es necesario conocer las características esenciales de ese automóvil. En este texto te presentamos los tipos de coches híbridos que existen según la energía que usan y cómo la utilizan.

El concepto híbrido implica la necesidad de utilizar dos fuentes energéticas para realizar un mismo trabajo, para los coches híbridos eléctricos nos referimos al uso simultáneo de carburante fósil, ya sea diésel o gasolina, y energía eléctrica pero también tenemos los híbridos a gas.

Vehículo híbrido eléctrico

Estos son los tres mejores coches híbridos eléctricos de 2018

Para los vehículos híbridos eléctricos diferenciamos cuatro tipos:

Vehículo híbrido eléctrico: microhíbrido o híbrido suave

Se trata de un coche que tiene un motor de combustión y una batería eléctrica de mayor capacidad a la general. El combustible se quema y libera energía que sirve para mover las ruedas y, además, gracias a un generador de electricidad, recarga la batería que almacenará energía para utilizarla al arrancar el vehículo o alimentando a los sistemas complementarios pero nunca influyen sobre el eje de transmisión.

Vehículo híbrido eléctrico: semihíbrido

El motor de gasolina o diésel es el que aporta la mayoría del trabajo mientras que un motor eléctrico apoya al eje donde transmite el principal su trabajo. Estos coches no pueden circular en modo eléctrico puro ya que el sistema eléctrico carece de potencia real para mover por sí mismos el vehículo. El aporte eléctrico favorece un menor consumo de combustible pero jamás sustituye al motor convencional, solo alivia y, por lo tanto, reduce el gasto de combustible.

Un clásico: Toyota Auris híbrido

Vehículo híbrido eléctrico: híbrido puro

Es el que da sentido al concepto de coche híbrido ya que cuenta con dos motores que pueden trabajar de forma independiente favoreciendo que el vehículo circule utilizando un combustible fósil, electricidad o ambas. El principal problema es que tienen una autonomía como eléctricos muy limitada por lo que, aunque pueden circular de forma eléctrica, lo harán en momentos puntuales y dependerán del motor de combustión para que recargue las baterías. Por eso, si un híbrido puro agota sus baterías, necesitará el trabajo del motor de gasolina o diésel hasta recargar mínimamente la batería.

Para cualquiera de estas tres opciones, el vehículo híbrido microhíbrido, semihíbrido o puro necesita del motor térmico para generar y cargar las baterías.

Vehículo híbrido eléctrico: híbrido enchufable

Prueba: Hyundai Ioniq Híbrido Enchufable, el día a día nos come

Es similar al híbrido puro con la salvedad de que su autonomía en modo eléctrico es mayor y no necesita el motor de combustión para recargar las baterías ya que se puede hacer mediante la conexión a una toma de electricidad. Pueden circular usando carburante, electricidad o ambas pero sus formas de abastecimiento son independientes.

Su aplicación más eficaz es en corta y media distancia ya que, en recorridos largos, la autonomía del motor eléctrico como tal no supliría al de combustión. Gracias a su capacidad de circulación como vehículo eléctrico, son el tipo de vehículo híbrido que podría circular en situaciones de veto a los de combustión ya que se están entre los catalogados como "emisiones cero" cuando de desplazan en modo eléctrico.

Vehículo híbrido a gas

Otra variante dentro del tipo de vehículo híbrido es el del motor tradicional de gasolina o diésel que es capaz de utilizar también gas, ya sea GNC o GLP, es decir, utilizan gasolina o gasóil y gas natural comprimido (GNC) o gases licuados del petróleo (GLP, una mezcla de butano y propano). Para ambos casos, hay un único motor térmico capaz de utilizar un combustible líquido y otro en estado gaseoso por lo que habrá un solo bloque motor y dos depósitos independientes. 

Pegatina Eco

Vehículo híbrido a gas GNC

Seat Leon 1.4 TGI a prueba

Al ser un único motor, el funcionamiento del vehículo híbrido a GNC obliga a que se consuma primero un depósito de carburante e, instantáneamente, si que el conductor realice ningún tipo de tarea, el motor se alimenta del que disponga en el segundo motor. Es decir, primero se consume un combustible y, acabado éste, se pasa a usar el otro de forma imperceptible.

Lo positivo de estos coches es que pueden lucir la pegatina Eco ya que, por sus tasas de emisiones nocivas, así se lo permiten. Suele utilizar primero el gas, cuyo precio es casi un 30% más económico que la gasolina de 95 octanos, por lo que, en modo urbano, donde el consumo de combustible tiene cotas más elevadas, el gasto por consumo de GNC será menor que en caso de desplazarse usando gasolina. Igualmente, para largas distancias, permite realizar viajes con una autonomía próxima a la que los vehículos de gasóleo nos tienen acostumbrados ya que, al disponer de dos combustibles, se suma la autonomía del GNC más la gasolina.

Vehículo híbrido a gas GLP

Así es la gama Opel Bifuel a GLP

El coche híbrido con GLP puede utilizar la gasolina o el gas licuado del petróleo a petición del usuario, puede seleccionarse en función de la situación de la conducción ya que, entre otros inconvenientes, el GLP tiene una entrega de potencia de alrededor de un 10% menos que el de la gasolina lo cual implica también un 10% más de consumo pero con un índice de producción de gases nocivos menores, de ahí que un vehículo híbrido a GLP nuevo como aquellos usados que cumplan la norma Euro3 pueden llevar la pegatina Eco ya que existen kits homologados para transformar un coche gasolina en un híbrido a GLP.

Al ser un combustible de menor potencia, tiene un coste aproximado a la fecha de hoy del 55% del que tiene un litro de gasolina 95, es recomendable su uso en situaciones donde el motor requiera una menor entrega, por ejemplo, en carreteras sin grandes ascensos, zonas llanas, descensos o ciudad.

Tienes a tu disposición la información de todos los modelos a la venta en nuestra sección de fichas de coches nuevos.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear