Vídeo: Así es el yate de un billonario. Una mansión flotante

Darwin Deason es un empresario cuya afortunada vida está rodeada de lujo. El yate del billonario americano se llama Apogee y es simplemente espectacular.

Cuando eres rico te suele gustar vivir rodeado de caprichos. Grandes mansiones, coches de colección e incluso yates de lujo como el de esta noticia. En el vídeo puedes ver el Apogee, el yate del billonario Darwin Deason.

Quizás no conocías al señor Deason hasta ahora. Nació en EE.UU hace 76 años y se le estima una fortuna personal de 1,42 billones de dólares. Una cifra envidiable pero que ‘solo’ le vale para ocupar el puesto 1.275 de los más ricos del mundo y el 423 de su país según la revista Forbes. Recuerda que Bill Gates es el número uno con 75 billones de dólares y ‘nuestro’ Amancio Ortega el segundo con 67. Ahí es nada.

Grandes fortunas detrás de empresarios que en muchos casos se han labrado su carrera empezando desde abajo. Este es el caso de Darwin Deason. Este señor salió de su Arkansas natal con 50 dólares en el bolsillo y se fue a buscar trabajo a Tulsa. Después de pasar por varios trabajos, ascendió hasta ser CEO de Mtech, una empresa tecnológica de la que acabó siendo propietario.

El primer gran pelotazo lo dio cuando en 1988 vendió esta compañía para fundar ACS. Tranquilo, esta no es la de Florentino Pérez, esta es Affiliated Computer Services. Esta empresa se dedicó de forma exitosa a la tecnología hasta que en 2010 se la vendió a Xerox por el módico precio de 6.400 millones de dólares.

En la actualidad el señor Deason se prepara para emprender nuevos negocios con el ex-alcalde de Nueva York Rudy Giuliani y da conferencias por el mundo para asesorar a nuevos empresarios. Mientras, pasa el tiempo libre con su mujer en el Apogee, su espectacular yate de lujo.

El yate del billonario que puedes ver en el vídeo de arriba tiene más de 60 metros de largo y cuenta con un jacuzzi con capacidad para 12 personas. Tiene varios detalles chapados en oro en toda su decoración y una tripulación de 17 personas para atender todos los caprichos de sus huéspedes. Sus camarotes y baños son más grandes que los de cualquier casa. Se estima que le costó 70 millones, calderilla para un bolsillo de este tipo.

Lecturas recomendadas