Aquí tienes a los Rolls-Royce Dusk until Dawn: aún más lujosos

Para hacer un Rolls aún más insultantemente caro

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Puede que la vida te vaya muy bien y quieras hacerte con un Rolls-Royce. Y no me extraña. Pero si los coches nuevos más normalitos de la firma inglesa se te antojan algo vulgares, aquí te traigo la solución a tu problemón: los nuevos Rolls-Royce Dusk until Dawn. Sí, como el film de Robert Rodríguez. 

Prueba del Rolls-Royce Wraith Black Badge: el negro pega con todo

Calma, que en Rolls no se han vuelto locos y han rendido homenaje a la película en la que pudimos disfrutar del jovencísimo George Clooney, de la atractiva Salma Hayek y del mago del género pulp Quentin Tarantino. No. Se trata de dos ediciones muy especiales de sus modelos Wraith y Dawn, que con motivo del evento Summer Studio celebrado en Porto Cervo -situado en la Costa Esmeralda, en la italiana isla de Cerdeña- visten unas galas aún más exclusivas que de costumbre. 

¿Rolls-Royce Dusk until Dawn? Sí. Dusk hace referencia a una pieza única que toma como base al Wraith, con una carrocería exterior pintada en dos exquisitos tonos de gris "que refleja el desvanecimiento de la luz al oscurecer" -no me mires así, desde la marca lo definen de ese modo-. Su interior está dominado por el color morado de su tapicería de cuero de la mejor calidad, que combina a la perfección con los matices azules, negros y grises que salpican el habitáculo aquí y allá. Ah, y el Espíritu del éxtasis preside la parte central de su salpicadero. Faltaría más. 

Ojo: Las seis cosas más alucinantes del Roll-Royce Dawn

Dawn hace referencia, como puedes imaginar, al amanecer. Y toma como punto de partida, como también habrás podido imaginar, al modelo descapotable de Rolls-Royce. Para hacerlo aún más sobresaliente, los ingleses han pensado que lo mejor era dotar al coche de una pintura de un llamativo color verde esmeralda, combinada con un interior de una excelsa tapicería en tonos concha y verde. Como colofón final, en el núcleo de su consola central encontrarás el emblema de Porto Cervo tallado con esmeraldas y perlas encastradas en una estructura de oro blanco. 

Desde luego con Dusk until Dawn en Rolls-Royce demuestran, una vez más, que saben que sus clientes siempre buscan la máxima exclusividad independientemente del precio que, por cierto, aún se desconoce. Pero da igual, porque seguro que se habrán vendido en los primeros minutos posteriores a su exposición en el Summer Studio de Costa Esmeralda. Aprovecha para ir a verlos antes de septiembre, que es cuando termina el evento. Pero hazme el favor de ir con tu yate Black Swan y con ropa buena. Que no te cuesta nada. 

Lecturas recomendadas