Pasar al contenido principal

El aviso de McLaren a Honda que suena a divorcio: "Estamos cerca de nuestro límite"

La situación entre ingleses y japoneses tiene mala pinta y peor solución.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Zak Brown

Después de más de dos años de continuos y estrepitosos fracasos, parece que a McLaren se le está agotando la paciencia con Honda. Están hartos de las promesas y la actitud de sus socios que solo se traducen en constantes abandonos y fallos técnicos.

El enésimo desencuentro entre británicos y japoneses lo ha propiciado el retraso en la evolución del motor prevista para el GP de Canadá de F1 2017. Detrás de esta noticia, que no se ha acompañado de una nueva fecha para la llegada de esa actualización, estarían los persistentes problemas de fiabilidad en la unidad de potencia de Sakura. Y es que los asiáticos no le han cogido el truco a la tecnología híbrida.

 

Los japos, más perdidos que un pato en un garaje

Zak Brown, Director Ejecutivo de McLaren, ha expresado su decepción por la situación deportiva que atraviesan en unas declaraciones a la Agencia Reuters. Después de leer las palabras del estadounidense, parece que el divorcio con los orientales es cuestión de tiempo.

"Honda trabaja muy duro, pero parecen un poco perdidos. Recientemente se nos ha comunicado que no tendríamos la mejora lista –para Canadá–... y no tenemos un cronograma definitivo, lo cual es preocupante, porque el dolor es grande y no podemos estar sentados para siempre", ha manifestado Brown.

"Esperábamos ansiosamente esa actualización, al igual que nuestros pilotos, y es una decepción que no llegue. No es una falta de esfuerzo, pero ellos están sufriendo para conseguir juntar todo y que funcione", ha puntualizado el jefe de Woking.

 

A Honda se le agota el crédito de McLaren

Además Brown, que ya duda de poder ser campeones del mundo con Honda, les ha advertido de que no pueden continuar así y ha dejado la puerta abierta a una trayectoria sin los nipones..

"No vamos a atravesar otro año como este, en la esperanza. No quiero entrar en las opciones que tenemos. Nuestra preferencia es ganar el campeonato con Honda. Pero en algún momento necesitas tomar una decisión sobre si podemos alcanzarlo. Y tenemos serias preocupaciones", ha asegurado.

"Faltan actualizaciones, y si no se entregan esas mejoras al nivel que nos habían dicho, sólo puedes tomártelo con calma. Y estamos cerca de nuestro límite", ha sentenciado el máximo responsable en la escudería británica.

En cuanto a la posible incorporación de otro fabricante de motores, el CEO estadounidense ha explicado: "Hay un montón de cosas que entran en la decisión y estamos entrando en esa ventana ahora de '¿dónde vas cuando existe esa bifurcación en la carretera?'", ha dicho el estadounidense.

"Hasta ahora no ha funcionado. Un año en la Fórmula 1 es una eternidad, tres años es una década y no se puede seguir así para siempre", ha remachado Zak.

Visto lo visto, las aguas bajan muy revueltas por la ribera de Woking. 

Lecturas recomendadas