El brutal 2x1 de Alonso a Webber y Massa en el GP Brasil 2012

A más de 300 km/h y con la pista mojada

Imagen de perfil de Javier Prieto
AlonsoBrasil2012

Todavía hoy se nos acelera el pulso al recordar el brutal adelantamiento de Fernando Alonso a Mark Webber y Felipe Massa en el GP de Brasil 2012. La escalofriante escena la protagonizaron tres monoplazas rodando emparejados a más de 300 km/h en paralelo en la recta de Interlagos (Sao Paulo).

Horarios del GP Brasil F1 2017

Y ninguno de esos tres tiburones del resbaladizo asfalto tenía la más mínima intención de ceder ante los adversarios. Posiblemente lo que sucedió instantes después sea una de las mejores maniobras del asturiano en la Fórmula 1. La gesta tuvo lugar el 25 de noviembre, última cita del calendario, a la que llegó Sebastian Vettel (Red Bull) líder con 273 puntos frente a los 260 del español.

 

 

Durante la temporada el F2012 había demostrado ser más que un Cavallino Rampante, un Pollino Renqueante, incapaz de plantarle cara al RB8. A pesar de ello, quiso vender muy cara la derrota. Y así fue cómo en la 197ª carrera de su vida, la 56ª vestido de rojo, firmó una de sus actuaciones más recordadas. Arrancó octavo como un misil y pegándose al exterior del muro salió de las S de Senna en quinto lugar. Entonces inició una persecución despiadada pegado al difusor del bólido de Webber, quien a su vez rodaba próximo al otro Ferrari, el de Felipe Massa. Tras una vuelta escalofriante en la curva que da acceso a la meta los tres bólidos ya viajaban en fila india.

 

 

Entonces fue cuando el brasileño y el australiano se pusieron rueda a rueda en un vibrante duelo. Pero lo que no esperaban era que el ovetense se uniera a la fiesta. El Nano cogió el rebufo, metió séptima y se puso a su altura por el interior a 304 km/h. Tras una brutal apurada de frenada -91 km/h en segunda marcha-, salió de la primera variante por delante. Pues así fue cómo el español dejó a todos con la boca abierta y terminó segundo tras el McLaren de Button. Sin embargo, no le sirvió de mucho porque vio coronarse a Sebastian Vettel como el tricampeón del mundo más joven por tres míseros puntos. Cosas del deporte.

Imagen de portada: YouTube.

Lecturas recomendadas