GP de Alemania 2016: Hamilton vence y Rosberg se queda fuera del podio en casa

Lewis Hamilton es el jefe

Imagen de perfil de Javier Prieto
GP de Alemania 2016: Hamilton vence

Nico Rosberg se las prometía muy felices con la pole del GP de Alemania 2016 lograda el sábado. Sin embargo, sabía que debía refrendar esa posición de la parrilla con una buena salida en la carrera. Pero ha hecho exactamente lo contrario. Cuando se han encendido las luces verdes del semáforo, se ha quedado clavado, atenazado por la presión. Y en un abrir y cerrar de ojos, el alemán ha sido superado por Lewis Hamilton, Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Es decir, ha pasado de la primera a la cuarta plaza en un suspiro. Con este carácter ovino es muy difícil aspirar al cetro Mundial en un deporte dominado por lobos. Y hablando de mamíferos carnívoros, Hamilton ha aprovechado la alfombra roja de Sor Mercedes (Nico) y se ha puesto líder de la prueba en los primeros metros. El británico no ha abandonado esa posición hasta cruzar la línea de meta. Su dominio en el Circuito de Hockenheim ha sido absoluto.

El británico ya acumula 6 victorias en las últimas 7 citas. Está en racha y si San Cristóbal no lo remedia, va lanzado hacia su cuarta corona. Cuando el propietario de Roscoe y Coco se pone en modo crack, no hay quien lo pare. El inglés se marcha de vacaciones con una ventaja de 19 puntos sobre un deprimido Rosberg. El 6 de las flechas de plata continúa en su particular caída libre. Solo ha firmado un triunfo de los últimos 7 grandes premios.

Y hace tiempo que dilapidó su ventaja del principio de temporada. Quizá durante el descanso estival pueda contratar algún psicólogo deportivo que le ayude a afrontar una situación muy difícil de superar. Cada día se aleja un poco más la posibilidad de alcanzar su primer título. Aunque también hay que reconocer que el chico está teniendo mala suerte. Porque la increíble sanción de 5 segundos que ha recibido hoy es muy injusta. Ha sido castigado por defenderse de las tropelías de Max Verstappen. Y la semana pasada recibió otra penalización por un mensaje por radio que ahora ya sí está permitido. Ya se sabe que a la oveja -perro- flaco, todo se le vuelven pulgas. 

Red Bull, ya son los segundos 

Los chicos de Milton Keynes han completado un excelente GP de Alemania 2016. Daniel Ricciardo ha llegado en una magnífica segunda posición, encadenando dos podios seguidos. Su marrullero compañero, se ha quedado con el tercer escalón del cajón en otra gran actuación. Nadie duda de que el soberbio holandés es un pilotazo. Pero no puede realizar acciones tan sucias como las que está protagonizando. Se ha convertido en el niño mimado del Gran Circo donde sobran payasos, con perdón para esta dignísima profesión. La FIA está haciendo la vista gorda ante sus peligrosas maniobras, y cualquier día la va a liar. Al margen de polémicas, los coches energéticos han demostrado que a día de hoy son la segunda escudería del campeonato. Madre mía, ¡qué sería del RB12 con un motor más potente!

Ferrari, suma y sigue...fracasando

La crisis de resultados y de nervios cada vez es más grande en Maranello. En Hockenheim han cosechado un nuevo fracaso con el 5º y 6º puesto de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen, respectivamente. Los bólidos rojos se han quedado por tercer gran premio consecutivo sin visitar el podio. Además, han sido desbancados por Red Bull del segundo lugar de la tabla, tras los intocables Mercedes. A todos estos factores deportivos se suman otras cuestiones administrativas u organizativas. El Presidente Sergio Marchione, aseguró que este año la Scuderia conseguiría ganar carreras. El capo es ahora esclavo de sus palabras. Y no para de presionar a sus subordinados. Dicha tensión se ha transmitido a todas las áreas de Maranello. Las presuntas broncas entre el director deportivo del equipo Maurizio Arrivabene y sus empleados son supuestamente habituales. Pero, ¿como puede echar broncas Arrivabene a nadie? Te invito a que veas en la Wiki la experiencia que tenía este señor en la F1 antes de aterrizar en Ferrari para permitirse esos lujos. 

Y de propina, James Allison, ya exdirector técnico, les ha dejado plantados esta semana. Fruto de esta coyuntura, Sebastian Vettel,cada día con un gesto más avinagrado, no para de quejarse de todo. Unas veces por los doblados, otras veces  por las decisiones de la FIA y hoy mismo, por la estrategia de su ingeniero de pista. Con estos condicionantes, es difícil que la formación histórica encuentre la senda del éxito. 

Mal día para los nuestros

Nuestros compatriotas no han tenido una buena actuación en Hockenheim. Estaba claro que no iba a ser una cita cómoda para ellos, pero los resultados han sido incluso peores de lo esperado.

Carlos Sainz estrenaba su primera evolución -por llamarle de alguna manera- en toda la temporada. Y esas presuntas mejoras han empeorado las prestaciones de su STR11. ¡Esto es inaudito! Suponemos que volverán a la configuración anterior. Me gustaría escuchar las explicaciones del ingeniero responsable del nuevo y decepcionante paquete. 

Al margen de las cuestiones técnicas, el madrileño ha vuelto a sufrir en una parada en boxes. Sus mecánicos, que debían estar pensando en las vacaciones, han realizado un pitstop lentísimo. Como resultado, le han arruinado otra carrera y ha terminado 14º.

Tampoco le ha ido mejor al otro paisano. Fernando Alonso se ha quedado con el 12º puesto después de mantenerse en el 10º lugar hasta las últimas vueltas. Una discutible estrategia de la escuadra inglesa -Button ha pasado por boxes antes que Alonso- y el hundimiento en el rendimiento de sus gomas, le han privado al asturiano de mover su casillero.  A ver si es verdad que durante el intensivo de agosto que van a tener en McLaren y Honda, se ponen las pilas. Porque de lo contrario, no van a rascar bola de aquí a finales de año. De momento, llegan las vacaciones que siempre es un alivio. Por si no te han gustado mucho las pasadas del GP de Alemania 2016, te ofrecemos los mejores adelantamientos de la Historia de la F1.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas