Pasar al contenido principal

Kubica ha probado un f1 de 2017 en... un simulador de Renault

Piano, piano, el corredor de Cracovia se acerca a su sueño de regresar al Gran Circo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Kubica en Cheste

Después de volver a subirse a un f1 seis años después y participar en Goodwood 2017Robert Kubica ha probado un Renault RS2017. Y lo ha hecho en el simulador de la escudería francesa en Enstone (Inglaterra).

Así lo ha confirmado el protagonista de la 'hazaña' en el transcurso de una charla mantenida recientemente con sus fans a través de internet: "Tuve la oportunidad de probar el Renault en su configuración de este año en el simulador. El test, el día, fue bastante bien. No entraré en detalles, pero sí, tuve esa oportunidad. Quedé contento y el equipo también"

No obstante, Robert Kubica ha explicado en su charla que su vuelta al paddock dependerá de si puede ser competitivo al máximo: "Me gustaría volver a la Fórmula 1 si puedo hacer mi trabajo al 100%. No quiero volver a cualquier precio. Si puedo alcanzar el nivel que tenía antes del accidente y sentirme cerca de ese estado de forma, para mí probablemente sería la mayor victoria de los últimos años, posiblemente de mi vida". 

 

 

También explicó cómo se encuentra físicamente. "Mi brazo está bien. En mi vida he tenido días mejores, pero también peores, mucho peores. La situación actual es buena, pienso. Estable y buena. Muchas cosas han cambiado en mi cabeza, también. Hasta cierto punto, ya no tengo ciertas limitaciones que solía tener. He encontrado la forma de sortearlas".

Asimismo recordó su experiencia al volver a subirse a un monoplaza del Gran Circo en Cheste: "Gracias al test de Valencia, he tenido la oportunidad de ponerme al volante de un coche de Fórmula 1 por primera vez en seis años. Sentí que estaba en casa. Fue un gran momento para mí. Fue un gran shock, como si esos seis años no hubieran pasado. Me sorprendió lo relajado que estaba detrás del volante, eso es lo más importante para un piloto. Eso también me permitió concentrarme en mejorar mi ritmo y en sentir todas las cosas que podía sentir hace seis años. Estuve gratamente sorprendido".

 

 

Quizás te preguntes qué tiene de trascendente esta noticia. Pues te diremos que mucho porque el test se ha efectuado con un monoplaza de la actual temporada, cuyo nivel de exigencia física resulta altísimo. Y precisamente ahí está el talón de Aquiles de Robert Kubica, debido a las limitaciones en su mano derecha.

Además, este ensayo representa el paso previo a rodar 'de verdad' en la pista con un bólido de 2017. Esa será la evaluación sobre sus posibilidades reales de regresar al Mundial de la especialidad. Por cierto, antes de que eso ocurra, el de Cracovia efectuará un segundo test con un f1 a finales de julio y, según algunas fuentes, podría estar presente en unos entrenos de Renault posteriores al GP Hungría F1 2017.

Como decíamos en el titular, la cosa pinta bien para Robert kubica y para todos los que deseamos su regreso al paddock. ¡Suerte!

 

 

Lecturas recomendadas