La 'maldición' de la tecnología japonesa llega al box de Ferrari

Estos orientales necesitan unas cuantas patas de conejo

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ferrari_625_Donington

La 'maldición japonesa' sigue extendiéndose por la F1. En esta ocasión el escenario fue el pasado GP, disputado precisamente en el país del sol naciente. La víctima ha sido el equipo Ferrari. A falta de unos instantes para el inicio de la prueba, el SF70H de Sebastian Vettel sufrió una avería inusual. Se trataba de una de las bujías del encendido cuyo precio asciende a 59 euros.

Será casualidad, pero ¿sabes de qué nacionalidad es la compañía que les suministradora dicho elemento? Exacto, del mismo que Honda y su penoso motor del McLata. Bueno, hay que comentar que desde mucho tiempo están especializados en bujías de gran calidad, según dicen los que saben del tema. Pero claro, contra la mala suerte en la competición, como en la vida, no hay quien pueda. Finalmente, también fue un infortunio que no se detectara antes el problema, porque su resolución apenas habría requerido unos 20 minutos.

Ante la premura de tiempo, La Scuderia decidió resetear el coche que tomó la salida con cinco cilindros y una considerable pérdida de potencia. Cuatro vueltas más tarde, el alemán decía adiós a la cita de Suzuka y al Mundial. Casualidad o no, pero un nuevo problema técnico relacionado con la tecnología oriental ha dejado tirado nuevamente a un monoplaza. Seguiremos informando. 

Imagen portada: Wikipedia.

 

Lecturas recomendadas