Peugeot 305 V6: la berlina que se quedó a las puertas de los rallies por el 205 Turbo 16

Peugeot 305 V6

A finales de los 70 y principios de los 80, Peugeot trabajaba en un nuevo coche de rally que no llegó a competir por la llegada del Grupo B y del 205 Turbo 16. Así era el Peugeot 305 V6, la berlina francesa de carreras de la que solo existe una unidad.

La historia de Peugeot en la competición está llena de grandes momentos y, en el caso de los rallies, está representada por coches como el icónico 205 Turbo 16. Sin embargo, no muchos saben que la llegada de esa icónica máquina del Grupo B supuso el fin de otro coche que estaba destinado a los tramos de rally: el Peugeot 305 V6.

En los años 70, la marca francesa competía en rallies con el 504. Sin embargo, en los últimos años de la década surgió la necesidad crear un sustituto que no solo debía estar a la altura, sino que tenía que ofrecer un rendimiento muy superior. Por ello, en 1977 se dio comienzo al proyecto de la nueva arma de la firma para este tipo de competiciones.

La base elegida para ello fue el Peugeot 305, una berlina de cuatro puertas diseñada por Pininfarina. Un coche que podías encontrar en los concesionarios de la compañía en aquel momento, sí, pero en una configuración que poco o nada tenía que ver con cualquier unidad de serie.

Dado que el objetivo era rendir al máximo nivel en competición, se llevaron multitud de cambios a cabo. Por supuesto, como el propio nombre del coche indica, el motor fue una de las partes más importantes, siendo un V6 de 2,5 litros y 24 válvulas que provenía del 604

Se trataba de un propulsor de la alianza PRV (Peugeot-Renault-Volvo), el cual fue modificado por Peugeot Sport con diferentes novedades: un nuevo doble árbol de levas y correa de distribución, doble filtro de aire, alimentación por inyección mecánica Kügelfischer… Así, podía rendir unos 250 CV de potencia.

Esta fuerza se gestionaba mediante un cambio manual de cinco velocidades y se enviaba al tren trasero, al contrario de lo que sucedía en la versión de calle. Además, el motor del Peugeot 305 V6 se colocó en una posición retrasada y rebajada por razones de espacio, pero también por una cuestión de distribución de pesos y de bajada del centro de gravedad.

Los mejores deportivos de Peugeot

Con esto, las capacidades de la berlina francesa mejoraron notablemente, pero su aspecto seguía siendo sutil. Más allá de las aletas ensanchadas, el aspecto era similar al de la variante de calle, pero en realidad se sustituyó buena parte de la carrocería por elementos de aluminio y materiales sintéticos. ¿El resultado? Un peso inferior a los 900 kg.

Así, el proyecto Peugeot 305 V6 pintaba muy bien, pero no tardó en llegar una categoría a los rallies que cambiaría la historia de este deporte: el Grupo B. Introducida en 1980, esta categoría prescindía de límites de peso, potencia o tracción. Era una auténtica batalla salvaje por la victoria con muy pocas reglas a las que atenerse, de manera que fue necesario ir más allá.

Peugeot 205 T16.
Peugeot 205 T16.

Sin duda, la firma del león quiso adentrarse en esta categoría y Jean Todt, entonces director de Peugeot Sport, tomó una decisión: abandonar el proyecto del 305 V6 y empezar uno nuevo. En esta ocasión, el Peugeot 205 sería la base elegida, ya que se trataba de un modelo nuevo que necesitaba promoción. Este era el momento perfecto para ello, con una versión de competición turbo y mucho más radical.

Así, en los años 80 se creó el 205 Turbo 16, que acabó por convertirse en una leyenda al obtener dos títulos mundiales de constructores y otros dos de pilotos. Aquel coche dejó huella en competición y también en las calles, con las 200 unidades de homologación que se vendieron. Mientras tanto, su predecesor se quedó a las puertas de la competición.

Nunca sabremos si el Peugeot 305 V6 habría obtenido también buenos resultados en los rallies, aunque puede que no hubiese llegado a ser tan grande como el 205. Aun así, no deja de ser un coche importante para la historia de Peugeot Sport, así como uno de los más raros, ya que solo existe un prototipo a día de hoy. Si pasas por el museo de la marca, no te olvides de echarle un vistazo…